Persiste temor sobre posible concesión de playas a Tramarsa

EN SALAVERRY. Unas 53 hectáreas irían a inversionista privado. Para burgomaestre Félix Campaña Silva este es un tema zanjado. Playas son para uso público.

12 Oct 2017 | 7:03 h

Wilson Castro

Trujillo

A menos de un mes de la concesión del puerto de Salaverry a la empresa Tramarsa, persisten las dudas y el temor en algunas autoridades y dirigentes del Frente de Defensa de los Intereses del distrito de Salaverry sobre el futuro de las playas de esta zona del litoral costero de la provincia de Trujillo.

Como se sabe, Tramarsa presentó la iniciativa privada para tomar el control de Salaverry por treinta años. No se conoce de otro postor. Todo se define los primeros días de noviembre.

El regidor del distrito de Víctor Larco, Manuel Soto Cáceres, y el vocero del Frente de Defensa, José Cabrera Casanova, reiteraron sus cuestionamientos a la concesión de Salaverry, a la que ambos optan por llamarla privatización.

Soto argumentó que la arremetida privatista atropella leyes importantes para el desarrollo económico y sostenible del país como la Ley 28611, Ley General del Ambiente; la Ley 26856, que declara que las playas del litoral son bienes de uso público, inalienables e imprescriptibles y establecen zona de dominio restringido; y la Ley 27943, General del Sistema Portuario Nacional.

Explicó que el contrato contempla la absurda concesión de 53 hectáreas de playa al norte, lo cual alterará la naturaleza ocasionando pasivos ambientales como oleajes, arenamiento y no tiene previsto obras de remediación ambiental. La remediación corre a cargo del Estado.

Asimismo con la privatización quedarán en la incertidumbre laboral y social aproximadamente 3,000 personas que viven de la pesca artesanal y realizan actividades adyacentes al puerto (estibadores, carreros y tarjadores).  

Por su parte, Cabrera señaló que en la presentación ante el Congreso del nuevo gabinete, la premier Mercedes Aráoz deberá responder sobre esta situación y si la intención del Ejecutivo es que se repita un nuevo caso Chinchero con la concesión a dedo de Salaverry, “el cual pretende entregarse al grupo Tramarsa, de capitales chilenos, ya que todo el proceso de ProInversión está diseñado para que gane esta única empresa, dejando sin opción a otras empresas que han ofertado mucho más y para infraestructura nueva”. 

Mientras tanto el presidente de la Comisión de Transportes del Parlamento, Israel Lazo, se comprometió a interponer las acciones de fiscalización sobre este caso, un viaje a Salaverry y a trasladar estas inquietudes a Mercedes Aráoz.

TEMA FUE EXPLICADO

La posible transferencia de las playas de Salaverry (lado norte) al operador privado fue descartada hace unos meses durante una reunión en este distrito de autoridades, congresistas y dirigentes portuarios y del Frente de Defensa con la Autoridad Portuaria Nacional (APN).

El burgomaestre Félix Campaña Silva sostuvo en más de una oportunidad que las playas no pueden concesionarse, ya que son para uso público. “Este es un tema zanjado, aclarado, que no está en discusión”, puntualizó. El lado sur es de propiedad de la Empresa Nacional de Puertos (Enapu). 

CLAVE

En los veranos del 2016 y 2017 se incrementó la presencia de bañistas en Salaverry, la única playa que no ha sido afectada por la erosión costera. En Las Delicias, Buenos Aires y Huanchaco hay erosión.

Te puede interesar