Defensoría exigió cuentas a OTASS por saneamiento colapsado y obras

Urgente. Julio Hidalgo requirió a Epsel informe situacional y plan de trabajo. Precisó que no hay una respuesta oportuna.

11 Oct 2017 | 7:05 h

Ysela Vega

Chiclayo

Ante la falta de una respuesta concreta y favorable a la problemática del sistema de saneamiento durante los casi tres meses de la intervención del Organismo Técnico de la Administración de los Servicios de Saneamiento (OTASS) en la Entidad Prestadora de Servicios de Saneamiento de Lambayeque (Epsel), la Defensoría del Pueblo tomó cartas en el asunto, y de manera urgente solicitó el plan de trabajo y el informe situacional de la empresa.

Julio Hidalgo Reyes, jefe de la Oficina Defensorial de Lambayeque, remitió una carta al gerente general de la EPS, Víctor Hugo Villacorta Félix, requiriendo información para conocer los avances de la gestión a través del Régimen de Apoyo Transitorio (RAT) en Epsel, el que se oficializó con la Resolución N.º 262-2017 del Ministerio de Vivienda y Construcción de julio de este año.

Como se recuerda, el entonces ministro de Vivienda, Edmer Trujillo, aseguró —en aquella fecha— que el acompañamiento del RAT en la empresa tenía como objetivo mejorar la prestación del servicio de agua potable y alcantarillado a más de 170 mil usuarios.

Acciones

En ese sentido,  Hidalgo Reyes dijo a La República que se solicitó un informe situacional (administrativo, laboral y presupuestal), sobre el estado en el que se encontró a la empresa.

Ello implica que se conozca el número total de trabajadores, presupuesto mensual y anual, presupuesto mensual para el pago de planillas, gastos de funcionamiento e inversiones y deuda existente por todo concepto.

Otro informe situacional requerido está relacionado a las obras que ejecuta la EPS. El funcionario aseveró que debe precisarse al detalle el estado actual de los trabajos y se especifiquen las obras más importantes.

Al mismo tiempo se pidió el plan de trabajo del RAT para atender, controlar y solucionar el problema de saneamiento en el ámbito de concesión de la empresa.

En ese contexto, la Defensoría del Pueblo solicitó que se comuniquen las acciones que se dispusieron por la paralización de la obra de mejoramiento de los emisores principales de Chiclayo, así como por la paralización de la obra de mejoramiento de las redes del casco central de Chiclayo.

Igualmente por la falta de mantenimiento de los pozos tubulares de agua, lo que ocasiona —según dijo— la interrupción del servicio de agua potable. También mencionó la no calidad del líquido elemento a causa de la falta de purgas, y que es suministrado a través de conexiones domiciliarias y piletas públicas.

En esa línea, Epsel a la vez debe informar las medidas que efectuó por la paralización de las obras de renovación de los servicios de agua y alcantarillado en los distrirtos de Lambayeque, Ferreñafe y San José. Además por los colapsos del saneamiento en las diferentes jurisdicciones.

“Falta un trabajo adecuado en Epsel”, acotó Hidalgo. 

Desconcierto por resoluciones

El titular de la Defensoría del Pueblo en Lambayeque, Julio Hidalgo Reyes, se pronunció por el caso del conflicto social en la Empresa Agroindustrial Tumán, al sostener que el Poder Judicial solo genera desconcierto con sus resoluciones.

Dijo que es necesario que la Corte Superior de Justicia de Lambayeque (CSJL) gestione ante la presidencia del Poder Judicial la creación de un Juzgado ad hoc para los procesos legales de las azucareras.

Fue enfático al señalar que la Policía se ha convertido en “carne de cañón” de los grupos de poder.

Te puede interesar