“Respuesta de OTASS es lenta para atender el estado crítico del alcantarillado”

13 Sep 2017 | 7:55 h

Chiclayo. El obispo de la Diócesis de Chiclayo, monseñor Robert Prevost Martínez, dijo que es muy lenta la respuesta del Organismo Técnico de la Administración de los Servicios de Saneamiento (OTASS) paraa atender el problema del sistema de redes agua potable y alcantarillado en la región Lambayeque.

“Hay que seguir exigiendo más atención. No sé dónde está la dificultad, quizás sea por la falta de materiales y recursos, herramientas necesarias para hacer el trabajo. Todavía no han logrado cristalizar los proyectos de prevención”, expresó.

Por ejemplo dijo que el Obispado exigió a OTASS, el que opera en la Entidad Prestadora de Servicios de Saneamiento de Lambayeque (Epsel), solucionar el problema de los aniegos en la calle Elías Aguirre por afectar a la iglesia Santa María Catedral.

Aunque precisó que lo mismo sucede con los trabajos que realiza la EPS en el lugar afectado. “El hecho que trabajen en la zona afectada en cumplimiento de una medida extraordinaria, no significa que sea una intervención lentísima”.

Prevost Martínez afirmó que son varios los sectores del casco central donde los buzones han colapsado y por ende el líquido residual está expuesto. “Si realizan trabajos (Epsel) es bueno, y no lo sabemos, pero sí es evidente que el alcantarillado perjudica a la población”, anotó.

De otro lado recalcó que debe garantizarse el buen uso de los recursos y las obras de calidad a ejecutarse en la etapa de la reconstrucción.

“Se espera que las obras sean sostenibles y pensando en el futuro”, recalcó. 

CLAVE

Asimismo indicó que hubo lentitud por parte del Estado  para iniciar la reconstrucción en el país, en razón de que las lluvias del fenómeno El Niño costero se registraron hasta marzo de este año, sin embargo las obras por la reconstrucción aún no se inician.

Te puede interesar