Marcahuasi desde el cielo [Video]

Una nueva carretera permite el acceso hasta el anfiteatro de Marcahuasi, pero lo mejor es ascender caminando o alquilar un caballo para gozar el imponente paisaje que rodea esta enigmática meseta altoandina de Huarochirí.

1 1. a vista de dronE. La meseta desde el aire.

Redacción LR

Desde que Daniel Ruzo difundió hace más de cuarenta años sus teorías esotéricas sobre Marcahuasi, la mayoría de los escolares limeños nos estrenamos como "expedicionarios" y armamos nuestros primeros campamentos de sierra en esta enigmática meseta de la provincia de Huarochirí.

La fama de Marcahuasi coincidió con el boom de los platillos voladores que, a fines del siglo XX, se convirtió casi en una religión urbana.

Lo cierto es que el paisaje pétreo de Marcahuasi contribuyó a su fama como lugar de contacto con los "ET". Hoy en día sabemos que la Piedra de Humanidad y el resto de siluetas pétreas fueron talladas por los violentos vientos altiplánicos y esos brutales cambios de temperatura que en un solo día puede variar desde los 25 grados Celsius al mediodía hasta el punto de congelación en las noches.

Con el trabajo de los arqueólogos y el avance en la difusión de las ciencias, hoy podemos afirmar que Marcahuasi es uno de los mejores sitios para las practicas de astronomía: una meseta sobre los 4.000 msnm que brinda un horizonte de casi 180 grados en los cuatro puntos cardinales.

Esto lo supieron los antiguos huarochiranos, quienes habrían utilizado Marcahuasi como lugar de observación astronómica con un objetivo muy terrenal: la agricultura. Con los avances de la arqueoastronomía, sabemos que el brillo de las Pléyades (antes conocidas como "las cabrillas") pueden pronosticar lluvias como las del fenómeno de El Niño. Y que la orientación de planetas y constelaciones contribuyeron al desarrollo de la arquitectura prehispánica como un feng shui andino.

Marcahuasi está ubicado a solo 80 kilómetros de Lima Metropolitana. Su acceso más común es por la ruta Chosica, Santa Eulalia y San Pedro de Casta, donde se inicia el ascenso a pie o a lomo de bestia. Sin embargo, hoy existe una carretera que llega hasta la meseta, pero hay que tener los nervios bien templados y los frenos en buen estado para el recorrido.

Lo recomendable es visitarlo entre mayo y noviembre, cuando no llueve, y una fecha especial es el primer domingo de octubre, cuando las parcialidades de San Pedro de Casta unen esfuerzos para la "champería" o fiesta del agua.

La Piedra de la Humanidad es sin duda el lugar más emblemático de Marcahuasi y se recomienda acampar en El Anfiteatro, donde las murallas de roca parecen protegernos del la helada. Además de visitar la zonas de "Las Focas", los restos arqueológicos y los imponentes farallones que protegen la meseta, lo recomendable es abrigarse bien y contemplar su cielo nocturno. Un espectáculo que sorprende a los limeños, acostumbrados como estamos a este cielo panza de burro cubierto de nubes durante todo el invierno austral. ❧

Agradecimiento especial a: Angel Ramírez filmmaker.