La Liga del Sueño, La música importante no suena en la radio [VIDEO]

EL REGRESO. Después de más de quince años de silencio, la banda peruana La Liga del Sueño volvió a los escenarios. La semana pasada tocó en Arequipa en el Viva Perú. Antes Jorge Pelo Madueño y Mauricio "Chino" Chau tuvieron una inusual entrevista con este medio. No necesariamente vuelven por plata sino por el público.

27 Ago 2017 | 9:50 h

Llegamos tarde a la entrevista por el agobiante tráfico arequipeño. Parece una excusa trivial para justificar la impuntualidad pero 40 minutos de la avenida Bolognesi de Yanahuara a Umacollo destroza la agenda de cualquier viajero urbano. Jorge Pelo Madueño y Mauricio "Chino" Chau están rendidos de cansancio por la tocada de la noche anterior, el viaje a Arequipa y la prueba de sonido en el Jardín de la Cerveza. El Chino no aguanta más y se duerme. Sin pudor ronca ruidosamente recostado en un sillón. Hace honor al nombre: miembro de La Liga del Sueño.

Pelo lo excusa. El Chino despierta ojeroso y se suma a la conversa.

PUEDES VER: Ethel Pozo: “A mi mamá y a mí las críticas no nos dañaron”

Ambos aclaran que no resucitaron al grupo por plata. Más que interés económico hubo el deseo de reencontrarse con un público fiel y otro nuevo que descubrió sus discos. Por otro lado, eso no significa que todo lo hacen por amor al arte. Subirse a un escenario es un trabajo y debe remunerarse.

¿Existe el morbo de que los grupos viejos vuelven por dinero? preguntamos

Pelo mira al Chino Chau y le dice: “nos ha dicho viejos”(risas) 

Si alguien hubiese comprado nuestras almas tampoco nos habríamos resistido. Pero no hubo tal oferta. Hay grupos que vuelven con giras armadas. En nuestro caso, la gira se va armando. El público es el termómetro. Cuando ya no pase nada nos detendremos.

Sus discos

En la década noventa, La Liga del Sueño grabó tres discos: Al derecho y al revés (1994), Por Tierra (1996) y Mundo Cachina (1998). Fue una época esplendorosa para un rock peruano que explotó en número de bandas y diversidad. También de la mudanza del formato analógico al digital, de los casetes a compactos. Al derecho y al revés se publicó en los dos formatos. Ahora lo reeditaron en vinilo. Como su nombre lo dice se fabricó al derecho y al revés, remata el Chino.

Para armar los conciertos, el grupo volvió a revisar estas tres entregas. Pelo Madueño, con la distancia que da el tiempo, diagnostica y cree que el disco más arriesgado y extraño es el segundo. Por una anécdota, dice el Chino Por Tierra, se volvió de culto u oculto; de las tiendas lo retiraron. No era muy comercial y se desplomó la campaña de lanzamiento debido al cierre de la disquera.

El Chino tiene un balance distinto. Para él, el primero tiene una potencia inusual y el tercero es el más comercial.

El sonido de La Liga se construyó en una atmósfera ecléctica. En sus discos confluyen tendencias distintas. Al rock le adicionan folk, electrónica, tropical, etc., un cóctel emborrachador. Pelo señala que la música para ellos es un campo de experimentación donde fusionan lo latino con el pop pero de una manera distinta. 

El Chino recuerda que la banda fue pionera en el uso del secuenciador. Ningún grupo peruano tenía ese aparato que programa sonidos y los repite maquinalmente. “En ese entonces era como una pantalla de un Atari donde había que escribir en word las secuencias. En cambio, ahora aprietas un botón y ya está”, añade el Chino.

Pelo Madueño ha traspasado todas las etapas decisivas del rock peruano. Además de La Liga formó Narcosis, banda subterránea de los ochenta. Sobre esa década, Madueño reflexiona y califica al rock nacional como horrible, sobre todo, a los grupos que pegaron en la radio. "Parecían todos cortados con la misma tijera" Para Pelo hay propuestas interesantes desde los setenta, el rock contestatario del ochenta. Sentencia: “La música importante es la que no suena en la radio”

Pelo sigue dándole con palo a las estaciones. Las acusa de no abrirle las puertas a los nuevos grupos. Dice que se remiten a repetir hits. Bloquean el contacto de los nuevos músicos con el público. Están cortando una cadena cultural. “El artista compone motivado por el lugar donde vive, le quiere decir a la ciudad lo que siente para dar esperanza, mandarte de fiesta o que no te sientas mal porque rompiste con tu hembrita" 

Hay una cantidad enorme de grupos. Por lo menos 1500 y escuchamos siete, añade.

El Chino sostiene que esta escena pese a su desorganización permite el desarrollo de una industria colateral: venta de instrumentos, carreras vinculadas a la música desde el ingeniero de sonido, productores, etc.

Sin ser abogado del diablo, las radios se excusan y dicen que lo que programan es lo que pide la gente, les pregunto.

Chino: Con 400 aparatitos que miden el ranking no puedes establecer eso. Es mentira…

Pelo: El público consume lo que le dan los medios. Si la radio decide crear cinco hits por mes lo consigue. Mandan los medios, no la gente...

No piensan grabar material nuevo. Esta vuelta tiene como carta de presentación una versión acelerada de "Así Fue" pieza romántica compuesta por Juan Gabriel e interpretada por Isabel Pantoja. La de La Liga es acelerada, eléctrica, le quitaron los zapatos de taco y le pusieron borceguíes con punta de acero.

Te puede interesar