Unidas por una sola causa: ‘Ni una menos’

Contra la violencia de género. Miles de mujeres marcharon en Lima y otras regiones para reclamar la atención de las autoridades. Demandaron esclarecer la desaparición de varias jóvenes, castigar a feminicidas y acelerar los procesos en la Fiscalía y Poder Judicial.

1 Foto: Melissa Merino
2 Ni una menos. Las mujeres demandaron frenar ola de violencia de género que las afecta. Foto: Melissa Merino
3 Arequipa. La marcha recorrió el Centro de la ciudad. Foto: Melissa Merino

Redacción LR

Con el mismo ímpetu del año pasado, miles de mujeres volvieron ayer a las calles en todo el país para expresar a viva voz: "¡Ni una menos!".

El movimiento social volvió a lanzar el llamado a una gran movilización y la respuesta no se hizo esperar: mujeres, adolescentes, ancianas, pero también hombres y niños llegaron hasta el Campo de Marte de Jesús María, en Lima, para apoyar la lucha de los colectivos sociales que buscan parar la ola de crímenes e injusticias de las que son víctimas a diario las mujeres en el país.

¡Fiscalía, actúe!

Esta segunda marcha puso énfasis en visibilizar los casos de jóvenes mujeres que a la fecha se encuentran desaparecidas, como Solsiret Rodríguez, Estefhanny Díaz Acosta y Shirley Villanueva.

PUEDES VER #NiUnaMenos: se han registrado 59 casos de feminicidios en lo que va del año

Así, en el primer bloque de manifestantes dedicado a sobrevivientes y familiares, las madres de estas jóvenes sostenían la gran banderola junto a rostros ya conocidos como los de Arlette Contreras y Lady Guillén. Todas ellas lanzaban fuertes arengas contra el Ministerio Público y Poder Judicial para que de una vez atiendan estos casos.

"Queremos justicia, no es posible que a nuestras hijas las maten o desaparezcan sin que a nadie le importe", gritaban indignados los familiares de Fabiana Pinedo, adolescente asesinada la semana pasada en El Agustino.

Algunos detalles

Si bien fueron miles las personas que ayer marcharon en Lima, la cantidad de manifestantes llegó a ser menor a la alcanzada en la primera edición de la marcha.

"Pero lo importante es que estamos y que muchas mujeres ya tienen claro que nuestra voz cuenta", expresó una de las organizadoras.

En esta ocasión, la movilización no contó con la presencia del presidente de la República ni de su esposa, la primera dama. Tampoco se vio a líderes políticos, ni a ministros, ni congresistas. Las mujeres marcharon acompañadas de su propia autoestima.

El recorrido culminó en el frontis del Palacio de Justicia, donde las sobrevivientes y familiares de las víctimas pidieron, una vez más, justicia.

"Si queremos un cambio generacional, tenemos que empezar con ellos, desde pequeños", comentaba Fabiola Travi, una madre que llevó a su pequeño hijo de ocho meses en su coche, con un cartel con la frase "yo respeto a las mujeres".

En las regiones

En Piura, Trujillo y Arequipa también marcharon las mujeres. En la Ciudad Blanca, las manifestantes estuvieron respaldadas por la congresista por esta región y actual ministra de la Mujer, Ana María Choquehuanca.

Allí, la titular del Mimp reafirmó su compromiso por defender los derechos de las mujeres del país.