Cultura Cusco pedirá demolición de 5 pisos de hotel Sheraton

Poceso. Inicialmente Ministerio de Cultura planteó que solo se destruyan dos pisos, sin embargo, ministro Del Solar acepta recomendaciones de la Contraloría. Este organismo pide la destrucción de las cinco plantas que atentan contra el patrimonio.

12 Ago 2017 | 10:15 h

A inicios de año, la Dirección Desconcentrada de Cultura Cusco inició un proceso contencioso administrativo para conseguir la demolición del hotel Four Points Hotels by Sheraton. Este establecimiento fue construido en la calle Saphi del Centro Histórico de la Ciudad Imperial. La mole de cemento posee siete pisos y dos sótanos.

El alcalde cusqueño Carlos Moscoso Perea informó que en el proceso se plantea demoler, por disposición del Ministerio de Cultura, 1100 metros cuadrados de la edificación. Es decir, dos pisos de la estructura ubicada hacia a la calle Don Bosco y uno en el núcleo central del hotel. 

Sin embargo, un informe hecho por la Contraloría General de la República recomendó derruir 2 mil 200 m2. Eso implicaría traerse abajo 5 pisos de la zona ubicada hacia Don Bosco y dos de la mole central. 

Por eso, la Dirección de Cultura decidió ampliar el proceso contencioso administrativo para elevar el coeficiente de demolición de 1100 m2 a 2200 m2. 

Esa información le fue comunicada al alcalde Moscoso por el ministro de Cultura, Salvador del Solar. "Si esto tiene que llegar a ese feliz término, tiene que abrirse y ampliarse el proceso para que dentro de los plazos fijados se ejecute esa disposición".

"Lo bueno es que todos estamos de acuerdo con que se demuela la obra", agregó Moscoso. Este proceso debe concluirse en un plazo no mayor a ocho meses.

Según Moscoso, la empresa constructora del Sheraton, es decir, R&G SAC, ya había aceptado que se traiga abajo 1100 m2. "Esperemos que ahora acepten también que sea 2200 m2", aseguró Moscoso.

LOS ARGUMENTOS 

El proceso contencioso administrativo fue iniciado porque la empresa R&G SAC atentó contra el patrimonio cultural durante la edificación. No respetó los parámetros de construcción que rigen para hacer ese tipo de obras en una ciudad Patrimonio Cultural de la Humanidad como la Ciudad Imperial. 

El Plan Maestro del Cusco prohíbe los edificios en el centro. Máximo se pueden hacer edificios de dos niveles, es decir, un coeficiente de edificación de 1.4. No obstante, en agosto de 2008, según un informe de la Contraloría, la comuna provincial otorgó a R&G el Certificado de Parámetros Urbanísticos y Edificaciones (CPUE) con un coeficiente de 2.4, contraviniendo esa regla. 

Además concluye que el levantamiento del edificio de siete pisos y dos sótanos alteró las características originales del Centro Histórico, al haber destruido un predio con fachada de valor contextual donde había un muro inca y otro republicano.

OTRO PROCESOS 

Todo eso lo hizo la empresa R&G SAC con las licencias de obra y otros permisos entregados en forma irregular por la Municipalidad Provincial del Cusco y la Dirección Desconcentrada de Cultura. Hay una investigación en marcha  que involucra a más de 30 funcionarios y profesionales de ambas entidades estatales. 

Por eso la Contraloría ha sugerido que se inicie otros tres procesos contenciosos administrativos "por cuestiones arqueológicas" que conducirían a encontrar a los responsables penales, entre funcionarios y profesionales de Cultura de la comuna cusqueña. "Eso porque deterioraron o destruyeron la fachada y muros incas y otros bienes", refirió el alcalde.

Hay al menos tres denuncias por la obra del Sheraton que están en la fiscalía en etapa de investigación preliminar.

Te puede interesar