Marcharán en Tambo por el agua de presa Pasto Grande

Anuncio. Agricultores no permitirán que moqueguanos les nieguen recurso. Saldrán a las calles en protesta desde setiembre, mes en que se solicita dotación para sus cultivos.  

29 Jul 2017 | 10:51 h

Un nuevo conflicto se empieza a gestar en el valle de Tambo de la provincia de Islay. Esta vez, sus reclamos no serán contra  Southern y su proyecto Tía María, sino por el agua. 

El año pasado, el Gobierno Regional de Moquegua se negó  a darles agua a los tambeños. En esta campaña agrícola, asegura el reelecto presidente de la Junta de Usuarios del Valle de Tambo, Jesús Cornejo, no será así. Los más de 3 mil 500 agricultores-declaró-están decididos a no permitir que sus pares de Moquegua les nieguen el recurso hídrico del Proyecto Especial Pasto Grande que por Decreto Supremo les corresponde. 

PUEDES VER: Tía María: Junta de Tambo reelige a Jesús Cornejo

Cuando la represa de Pasto Grande se construyó hubo el compromiso que 8.2 hectómetros cúbicos de agua serán para Tambo. Sin embargo, este acuerdo solo quedó en el papel el año pasado. Además cada vez los moqueguanos ponen trabas para entregarles el recurso.

Por ello, Cornejo aseguró que saldrán a las calles para exigir a la Autoridad Nacional del Agua (ANA) haga cumplir la ley. Las marchas se iniciarían a partir de setiembre, mes en el que piden la dotación de Pasto Grande. Para este año el ANA fijó una descarga de 3.6 hectómetros cúbicos.

"En cuanto llegue la notificación apelaremos esa resolución porque no podemos estar de acuerdo con el poco recurso que se nos da", dijo.

Problema de cada año

El dirigente sostuvo que los problemas empiezan en la campaña chica (junio a noviembre) en donde el caudal del río disminuye por el cambio de temperatura.

La siembra de las 13 mil hectáreas en Tambo reducen su producción porque se  riega menos. "Si regábamos cada ocho días, con la disminución regamos 15 a 20 días. Eso nos genera pérdidas", señaló. 

Marilú Marroquín, presidenta de la Junta de Usuarios de La Ensenada-Mejía, señaló que la lucha en las calles es lo único que les queda pues las autoridades no actúan.

La gobernadora regional Yamila Osorio se mostró de acuerdo con las protestas y señaló que el ANA debería actuar de una vez para evitar conflictos mayores. "El ANA permite el desacato a la autoridad por parte de los moqueguanos", declaró. 

Te puede interesar