Alpaqueros de Puno y Tacna se oponen a trasvase de agua para proyecto Vilavilani II

Acuerdo. Pueblos fronterizos tomaron decisión en distrito de Capazo. Temen que si hacen perforaciones se sequen los bofedales. Ello afectaría crianza de alpacas.

19 Jun 2017 | 1:00 h

Capazo-Ilave
 
Pobladores de Capazo (Puno) y Mamuta (Tacna) se unieron para no permitir se lleve agua de zonas altas de Puno por túneles hacia la región heroica.  Si eso pasa se corre el riesgo que los bofedales se sequen por filtración, advirtió Bernabé Ordoñez, dirigente del Comité de Defensa del Agua del distrito de Capazo. 
 
Unirse fue un acuerdo entre los tenientes gobernadores de toda la jurisdicción de Capazo, Pizacoma, entre otros sectores. El encuentro se llevó a cabo el fin de semana.
 
Asistió Eulalia Coaquira Mamani, quien fue maltratada por el gobernador de Tacna Omar Jiménez, tirándola hacia adelante durante una actividad cívica en la comunidad de Maure-Kallapuma, región Tacna, la primera semana de junio. “Estamos en contra del trasvase de aguas y nos vamos a reunir con los pobladores alpaqueros de la jurisdicción de Puno. Haremos una sola fuerza”, precisó Coaquira.

Niegan trasvase

La negativa se da pese a que el gerente del Proyecto Especial Tacna (PET), Luis Orbegoso Rejas, negó que el proyecto hídrico Vilavilani Fase 2 tenga entre sus componentes la perforación de 200 pozos en la frontera con Puno. 
 
Explicó que el proyecto solo incluye la perforación de siete pozos de agua subterránea. Las perforaciones se harán en la zona denominada Nuevo Ayro, en el distrito de
Palca (provincia de Tacna). Los pozos dotarán de  650 litros por segundo (l/s) de agua al sector agrícola de Tacna.
 
Orbegoso Rejas indicó que la planta de bombeo extraerá agua del manantial de Ojos de Copapujo que está en el anexo de Mamuta en la provincia de Tarata, la cual sí limita con Puno. 
 
Sobre ello el dirigente de Puno, Bernabé Ordoñez, dijo que no se oponen a que Tacna haga lo mejor que la parece en su territorio. “Nuestra preocupación es porque nuestros bofedales se van a secar. Eso es innegable. Nosotros vivimos de la crianza de alpaca y somos los más perjudicados”.
 
Por su parte el alcalde del distrito de Capazo, Jesús Tuco Catunta, indicó que los siete pozos en marcha serán perjudiciales para los alpaqueros. 

Te puede interesar