Exigen derogar estado de emergencia en Tumán en un plazo de 48 horas

Advertencia. La Fusal advirtió que si no atienden su petitorio las medidas de lucha que iniciaron hace 49 días se radicalizarán. Población tumaneña izó la bandera a media asta en contra de lo dispuesto por el Gobierno.

15 Jun 2017 | 4:20 h

Redacción Chiclayo
“La unidad hace la fuerza”, aseguran los trabajadores y jubilados de las empresas agroindustriales de Cayaltí, Pucalá y Pomalca. Ellos han decidido respaldar la causa de los accionistas de la azucarera Tumán, intervenida por la Policía y el Ejército en virtud a la declaratoria de emergencia dictada por la Presidencia del Consejo de Ministros por 30 días. Es por eso que otorgaron 48 horas al Gobierno para que derogue esta disposición, pues de lo contrario, advirtieron, radicalizarán sus medidas de lucha.

Están convencidos de que esta disposición afecta sus derechos constitucionales y que presuntamente favorece al Grupo Oviedo, aún cuando el Decreto Supremo Nº 064-2017 tiene como objetivo restituir el orden interno, luego de los enfrentamientos en rechazo al cuarto directorio que preside Wigberto Cabrejos Flores. Los tumaneños están en pie de lucha y ahora tienen el apoyo de la Federación Única de Sindicatos Azucareros de Lambayeque (Fusal).
Fue el 25 de abril de este año que los trabajadores se declararon en desobediencia civil tras la instalación del colegiado que lidera Cabrejos.

Medidas radicales
Los dirigentes José Silva, Daniel Zapata, Ismael Colchado Gonzales, Juan Torres y Carlos Ramírez Ludeña, quienes son integrantes de Fusal, exigieron a las autoridades gubernamentales dejar sin efecto la declaratoria de emergencia, pues de lo contrario sus protestas serán radicales, las cuales podrían incluir el bloqueo de carreteras y puentes.

También afirmaron que las movilizaciones se desarrollarán en las jurisdicciones cercanas al distrito tumaneño.

Si bien ya suman 49 días en desobediencia civil, Daniel Rioja, quien fue designado administrador de Tumán por el juez José Bravo Soto de la Corte Superior de Justicia de Amazonas, señaló que los trabajadores no se incorporaron a sus puestos de trabajo.

Hoy son 49 días del inicio de la desobediencia civil y no hay indicios de un desenlace pacífico, tal como lo exhortó la Defensoría del Pueblo, pues incluso Rioja enfatizó que la mesa de diálogo que promovió la Presidencia del Consejo de Ministros no funcionó.

En protesta
La población de Tumán izó la bandera a media asta y embanderó sus viviendas como signo de rechazo a la declaratoria de emergencia que originó que más de 300 policías y 200 soldados tomen el control del distrito.

La presencia del Ejército consiguió que las protestas cesen en la azucarera; aunque los pobladores expresaron su malestar por el desplazamiento de los militares.

La Policía viene solicitando el Documento Nacional de Identidad a los pobladores.

Mientras tanto, Edgardo Fabián Chavesta Prado (32) y Antonio Chavesta Prado (41) fueron intervenidos en los exteriores de la Corte Superior de Justicia de Lambayeque cuando se disponían a arrojar baldes de pintura a la sede.
La intervención se realizó mientras un grupo de 100 personas del distrito de Tumán protestaba. Son cuatro las personas detenidas en Seguridad del Estado.

Incautan insumos  inflamables
Personal de la Policía incautó material inflamable que habían preparado algunos pobladores presuntamente para usarlos en sus protestas contra el estado de emergencia.

El jefe de la Macrorregión Policial, general Jorge Pérez Flores, informó que el decomiso se realizó en el local Pymes. Se encontró una bolsa conteniendo diez cartuchos de perdigones de goma, 14 cartuchos percutidos de gas lacrimógeno, 14 cohetes tipo “avellanas”, tres botellas de vidrio, cuatro de plástico así como 21 objetos de metal “aletas de tiburón” y en otra bolsa se hallaron 27 botellas de vidrio con las que iban a fabricar bombas molotov. Se detuvo a los vigilantes del establecimiento.

Te puede interesar