Bandas obtenían S/ 18 millones al año por extorsionar a 10 empresas

SEGÚN LA POLICÍA. En gigantesco operativo detienen a 18 integrantes de tres organizaciones delictivas que habían desatado el terror en Trujillo y Chiclayo.

15 Jun 2017 | 1:50 h

A pesar de que sus principales cabecillas estaban tras las rejas, las organizaciones criminales “Los Malditos de Moche”, “Los Cagaleches de Virú” y “Los Malditos del Triunfo” habían radicalizado su accionar delictivo en Trujillo y otras ciudades del norte del país.

Desde las cárceles Ancón (Lima) y El Milagro (Trujillo), los líderes de estos grupos delictivos dirigían a sus secuaces para cobrar cupos a más de diez empresas de transporte interprovincial del terminal Santa Cruz, logrando recaudar cerca de un millón y medio de soles al mes, según información policial. Es decir, obtenían S/ 18 millones al año.

Ayer a las 2:00 a.m. en forma simultánea, agentes de la División de Investigaciones de Alta Complejidad y 26 fiscales Contra el Crimen Organizado de La Libertad dieron un gran golpe a estas mafias que se habían reinjertado.

Un total de 18 sujetos, entre ellos tres menores de edad, presuntos integrantes de esas gavillas dedicadas a extorsionar o quemar las unidades, fueron detenidos en el megaoperativo. Además se dedicaban a perpetrar robos, tráfico de armas y sicariato.

Unos 200 policías y fiscales dirigidos por el doctor José Antonio Pagaza Guerra allanaron viviendas en los distritos de Trujillo y en Chiclayo. Durante la incursión terminaron por incautar tres armas de fuego, 18 stickers extorsivos de los Thundercats, 60 teléfonos celulares, municiones, 24 chips, 11 tarjetas de crédito y dos vehículos.

DESDE LA CÁRCEL
Los primeros en caer fueron los lugartenientes de “Los Malditos de Moche”, Santos Miguel De la Cruz Zuta (a) “Negro Zuta”y Jhon Antony Vega Verástegui (a) “Chinasho”, quienes recibían órdenes del cabecilla Everlyn Guzmán Mendoza (a) “Jota King” o “Kenyo”, internado en el penal Ancón I de Lima, cuya celda fue allanada.

A esa misma hora también incursionaron en cinco celdas del penal El Milagro de Trujillo, entre ellas del cabecilla de “Los Malditos del Triunfo”, Dionicio Esquivel Calderón (a) “Fredy” y su lugarteniente Jerson Zárate Pesantes (a) “Chorri” y de “Tony Montana”. El lugarteniente de “Los Cagaleches de Virú” no logró ser detenido porque está en Argentina.

Las autoridades también incursionaron en el Centro Juvenil de Diagnóstico y Rehabilitación de Trujillo, donde “Chikio Gilber”, “Ñato” y “Angelito” coordinaban las fechorías. En tanto, tres adolescentes J.B.J.A.P. (17) (a) “JAHAD”, J.A.V.U. (17) (a) “Abelasho” y B.J.V.A. (a) “Brunacho”, que se encargaban de cobrar cupos, fueron detenidos.

En Chiclayo fue detenida Charo Yovana Orrego Pita (a) “Charito”, quien se encargaba de prestar las cuentas bancarias para el depósito de los cupos.
La organización operaba en el terminal Santa Cruz, donde extorsionaban a las empresas de transporte “Pur Pur SA”, “Servicios Generales y Turismo Milagritos SAC”, “Tigre SAC”, “Pantursa”, “Chavit SA”, “Aviceltours”, “Tourchab”, “Briceño”, “Turismo Virú”, “Miramar SAC”, entre otros.

Destacan nuevo golpe
El jefe policial de la Macrorregión La Libertad, Áncash, general PNP César Granados, indicó que el modus operandi de estas organizaciones era interceptar las unidades y ofrecerles seguridad (chalequeo) contra asaltos que ellos mismos cometían. Si se resistían quemaban los vehículos.

Por su parte el ministro del Interior, Carlos Basombrío, quien llegó a la ciudad para dar a conocer este nuevo golpe al hampa, indicó que se continuará con estos operativos para reducir los índices de extorsión en la región.

Se informó que, debido a su peligrosidad, el Ministerio Público solicitó una detención preliminar por quince días para cada uno de los detenidos.

Te puede interesar