Puno: Separan a maestra que casi arranca oreja a un escolar

Medida. Director de sector Educación dijo que también se le iniciará proceso administrativo. Alumno de nueve años agredido recibiría atención psicológica.

13 Jun 2017 | 10:21 h

El titular de la Dirección Regional de Educación de Puno, Luis Challo Merma, informó que se dispuso la separación de la profesora Orsalia Quenta Coaquira de la escuela del distrito de Kuyullo, provincia de Chucuito-Juli. Además se le inició un proceso administrativo.

Esto luego de hacerse público que la docente casi le arranca la oreja a su alumno por un error ortográfico.

PUEDES VER: Puno: Profesora casi arranca oreja a alumno por error ortográfico

"Una de las primeras medidas que adoptamos es pasar a disposición del área de personal a la profesora Orsalia Quenta Coaquira, acusada de agresión a un alumno. Al mismo tiempo, se dispuso la apertura de proceso administrativo para realizar las investigaciones del caso y emitir la sanción que corresponde”, manifestó Challo Merma.

Como se recuerda, el pasado 15 de mayo, la profesora del cuarto grado de la institución educativa primaria Nro 70258 dio un  duro castigo a su alumno F.E.C.L. (09).

“Ese día la profesora Orsalia nos dijo que copiáramos y al revisar nuestro cuaderno yo fallé. Yo escribí “aer” en vez de “caer”. De ahí me jalo tres veces la oreja. Escuché un sonido y sentí como gotas resbalando de mi oreja y era sangre”, contó el menor. La   cruel reprimenda de la maestra le provocó un corte de 2.5 centímetros en la oreja izquierda.

El padre del menor, Regolio C., dijo que Quenta Coaquira al ver que el niño sangraba de su oreja empezó a limpiarlo, cuando debió inmediatamente trasladarlo al centro de salud para que lo curaran. "Sin embargo, esperaron a la hora de salida para enviarlo a la casa como si no hubiera pasado nada", manifestó.

Inacción

El titular del sector Educación, Luis Challo, dijo que no conocía la denuncia por su recargada agenda y que recién ha tomado las medidas del caso en coordinación con la Unidad de Gestión Educativa Local (UGEL) Chucuito-Juli.

Empero, uno de los familiares  del menor agraviado entre el 22 y 26 de mayo se trasladó a la UGEL Chucuito-Juli, donde presentó la queja sobre la agresión. Personal de este organismo le dijo que esperara hasta el lunes 29 de mayo en Kelluyo para que personal de la UGEL viera el caso, pero nunca llegaron.

Ante la inacción de la UGEL, el padre del menor, el 08 de junio, se trasladó a Juli, donde recogió el certificado médico legal del Ministerio Público que certifica la agresión del menor y de paso acudió a la UGEL para ver el trámite de queja. Sin embargo, no recibió una respuesta concreta y retornó a Kelluyo.

Challo dijo que se coordinará con el Ministerio de Salud y otras instituciones a fin de solicitar ayuda con el tratamiento psicológico al niño agredido, que tiene temor a retornar a la escuela. 

Te puede interesar