Fiscalía investigará presunta contaminación a afluente

10 Jun 2017 | 1:00 h

La Fiscalía Mixta de Sánchez Cerro abrió una investigación preliminar por 60 días por la presunta contaminación del río Coralaque, afluente del Alto Tambo.

Durante las últimas semanas, pobladores de las comunidades Pachas, Titire, Aruntaya y otras denunciaron que las aguas de este afluente están siendo afectadas por el vertimiento de relaves de la mina Tucari, de la empresa Aruntani.

El regidor de la comuna provincial de Sánchez Cerro, Felipe Gómez, advirtió que producto de esta situación han desaparecido especies, como la trucha.

El caso fue acogido de oficio por el fiscal de Prevención del Delito de Mariscal Nieto, Manuel Bernedo, quien lo derivó al despacho del fiscal de Omate, Percy Jordán. Por el momento se dispuso pedir declaración a los representantes de Aruntani. Asimismo, pedirán informe a OEFA, al Ministerio del Ambiente y a ALA-Moquegua. 

Te puede interesar