Minero informal se prende fuego durante interdicción

Extremo. Trabajador se quema para impedir destrucción de su maquinaria en Ananea. Policía dejó inutilizadas 10 máquinas.

10 Jun 2017 | 1:00 h

Ananea-Puno

El minero Eliel Ramos Grande (31), al parecer propietario de un cargador frontal,  roció combustible en su cuerpo y se prendió fuego, colocándose en el interior de la cabina del vehículo que iba a ser destruido por la policía. 

La extrema acción del trabajador informal frustró el operativo programado de interdicción contra la minería ilegal en el sector de Chaquiminas, distrito de Ananea (provincia de San Antonio de Putina).

Los hechos ocurrieron ayer, cuando unos 300 agentes del orden y fiscales realizaban un operativo. El fiscal especializado en delitos Medio Ambientales, Oscar Jiménez Chura, sostuvo que unos 15 efectivos arriesgaron sus vidas para socorrer al minero, que ardía en llamas.

Operativo

Hallaron 16 maquinarias, entre tractores, retroexcavadoras, cargadores frontales y volquetes. Seis vehículos fugaron de la zona al ver a la policía. Solo 10 máquinas se incautaron, dos fueron inutilizadas con explosivos. Cuando destruían la tercera maquinaria ocurrió el acto suicida.

De acuerdo a las imágenes registradas por un video, el minero salió corriendo de la caseta envuelto en llamas y se tiró al suelo. Los policías corrieron para sofocar las llamas, luego lo llevaron al puesto de salud de Ananea. 

El representante del Ministerio Público manifestó que la operación de interdicción a la minería ilegal fue planificada con mucha antelación y ejecutada la madrugada de ayer, ya que se tuvo conocimiento que en esa zona seguían operando mineros ilegales, pese a la prohibición.

Te puede interesar