Plantas de tratamiento de aguas residuales carecen de certificación ambiental

Sin garantía. EPS Tacna reconoce que no cuenta con documento que garantice el adecuado tratamiento de los desagües. Pretenden ejecutar proyecto para mejoras.

9 Jun 2017 | 10:19 h

Las dos plantas de tratamiento de aguas residuales, que opera la Entidad Prestadora de Servicios de Saneamiento (EPS) Tacna, carecen de los certificados ambientales que garanticen la calidad del tratamiento de los desagües de 80 mil usuarios de la ciudad.

Dichos certificados deben ser tramitados ante el Ministerio de Vivienda y Saneamiento. El presidente del directorio de la EPS, César Urteaga Ortiz, reconoció esta falta y sostuvo que en el pasado la EPS contaba con esas certificaciones; sin embargo, en la actualidad sería imposible obtenerlas por deficiencias en el tratamiento.

PUEDES VER: Southern financiaría diez obras de saneamiento en Tacna y Moquegua

En Tacna operan dos plantas de tratamiento para aguas residuales: Magollo (fuera de la ciudad) y Copare (en el distrito de Gregorio Albarracín).  Urteaga señaló que Magollo tiene una capacidad para tratar 180 litros por segundo de agua, no obstante, en la actualidad opera 360 l/s. "Estamos atorando esa planta y pues la calidad (de tratamiento) no es la mejor. Seamos sinceros, todos lo sabemos", sostuvo.

La EPS es pasible de una multa por su falta. La Dirección Regional de Salud y Superintendencia Nacional de Servicios de Saneamiento son también responsables de fiscalizar a la EPS.

Ayer Urteaga participó en el foro regional "Aguas residuales, situación y logros", en el auditorio Jorge Basadre. 

Te puede interesar