Currículo Escolar podría ser retirado de más de 11 mil colegios del país

Significaría un gran retraso. En los próximos días, el Poder Judicial emitirá sentencia en relación a demanda que realizó un colectivo de padres de familia. Ministra Martens advierte que fallo adverso paralizaría labor escolar de más de 2 millones de niños.

8 Jun 2017 | 1:15 h

La continuación del Currículo Nacional Escolar, implementado hace medio año en más de 11 mil colegios del país, está en manos del Poder Judicial. En los próximos días, la Primera Sala Civil de la Corte Superior de Justicia de Lima emitirá sentencia en primera instancia sobre la demanda que realizó un grupo de padres de familia en contra del currículo.

El colectivo Padres en Acción (PEA) busca anular el currículo vigente porque, según ellos, promueve la ‘ideología de género’ y vulnera el derecho de los padres a elegir la educación de sus hijos en función a sus convicciones.

PUEDES VER Resultados del examen de nombramiento se conocerán en julio

¿Amerita retirar el currículo a mitad del año escolar? Al respecto, la ministra de Educación, Marilú Martens, señaló que si el veredicto del Poder Judicial resulta adverso se paralizaría la actividad educativa en 11 mil 851 colegios nacionales.

Esto implicaría que 138 mil 243 docentes deberán replantear todo lo planificado, desarrollado y evaluado en relación a la implementación del nuevo currículo.
Se debe señalar que ya se realizaron las evaluaciones del primer bimestre del año escolar aplicando los contenidos del nuevo currículo.

“El desarrollo de dos currículos en el mismo año escolar afectaría la educación de más 2 millones y medio de estudiantes. Además de retroceder en la enseñanza basada en 7 enfoques transversales y 31 competencias que implican un perfil integral del estudiante al terminar la educación básica”, anotó Martens.

También implicaría el retiro de materiales del área de personal social de todas las instituciones educativas que implicó una inversión de 131,2 millones de soles. En ese sentido, Martens remarcó que los estudiantes y docentes continuarían el año sin materiales educativos de áreas básicas como Comunicación, Matemática y Personal Social, lo que afectaría el desarrollo de los aprendizajes.

A esto se sumaría descartar la dotación de materiales educativos del año 2018 para educación inicial y educación secundaria que se encuentran actualmente en impresión. Además de perder los 18 millones de soles para la impresión del Currículo Nacional y sus programas curriculares que son la guía de los docentes.

Visión sesgada

La Primera Sala Civil de la Corte Superior ha sido cuestionada porque en su audiencia realizada el 19 de mayo, los magistrados no buscaron escuchar la posición adicional de instituciones especializadas en igualdad de derechos y educación (Ministerio de la Mujer, Defensoría del Pueblo, Organización de Naciones Unidas para la Educación).

No solo eso, la Sala permitió que una asociación llamada Antonin Scalia intervenga en la audiencia con argumentos concordantes a la parte demandante (PEA).
Susana Chávez, de la organización Promsex, indicó que esta ‘seudoasociación’ no tiene nada que ver con temas de educación y que ha sido formada en enero del 2017 solo para intervenir en este proceso judicial.

“Resulta peligrosa la posición sesgada que está mostrando la jueza Ana Valcárcel (presidenta de la sala). El propio procurador del Ministerio de Justicia ha solicitado que ella se abstenga de participar en el proceso”, dijo.

La exministra de Educación Patricia Salas precisó que el Minedu tiene la posibilidad de apelar porque están en juego derechos constitucionales y que el defensor es el procurador del Ministerio de Justicia. Recordó que la alta tasa de feminicidios, violaciones sexuales, discriminación que se dan con crueldad en el país, exige hacer cambios en la educación de los niños. Según dijo, la igualdad de género en el currículo busca la posibilidad de construir una sociedad con respeto y responsabilidad e igualdad.

Te puede interesar