Ella le dijo adiós y él la mató. Luego, también a sus hijos pequeños

CASO HA CONMOCIONADO A LAMBAYEQUE. Jhonny Carlos Chozo Neyra (40) apuñaló a Flor Janeth Calderón Chávez (30) y a sus pequeños de tres y cinco año. Luego ocultó cuerpos. Pero no pudo huir porque estaba ebrio.

2 Jun 2017 | 19:00 h

Johnny Chozo Neira es un hombre violento. Y cuando bebe, pierde el control. Ayer, este hombre de 40 años, en un arranque de celos producto de otra borrachera, tomó un cuchillo y asesinó a su esposa y a sus dos hijos en su vivienda del distrito de La Victoria, en la ciudad de Chiclayo.

El hecho, que ha conmocionado a la ciudad, es un nuevo caso de feminicidio y de violencia familiar que ocurre en nuestro país. Al igual que en el caso registrado en Tarapoto, Johnny Chozo había agredido anteriormente a su pareja, con quien convivía desde hacía varios años.

La razón: el victimario no aceptó que ella terminara la relación.

Según los agentes de la División de Investigación Criminal, la víctima, Flor Janeth Calderón Chávez, de 30 años, recibió varios cortes a la altura del cuello, además del pecho y espalda. En total, tenía 49 heridas, mientras que sus pequeños de cinco y tres años sufrieron igual tormento.

El acto de sangre ocurrió en la vivienda de la pareja ubicada en la calle Machu Picchu, en el pueblo joven El Bosque, en el distrito de La Victoria.

El asesino, aún bajo los efectos del alcohol, quiso borrar las huellas de su crimen limpiando las habitaciones y escondiendo los cadáveres. Para ello, los arrojó en el pozo de agua que se encuentra en la casa. Concluido esto, Jhonny Chozo se lanzó a su cama para quedarse profundamente dormido.

Por la mañana, una sobrina de la víctima ingresó a la casa y descubrió manchas de sangre, por lo que dio aviso a la Policía. Minutos después, el feminicida fue detenido y trasladado al Hospital Las Mercedes para ser sometido a un lavado gástrico, pues estaba intoxicado de tanto alcohol.

“En el centro de salud se le practicó un lavado gástrico y luego fue esposado y puesto a disposición del representante del Ministerio Público. Al mediodía se iniciaron las primeras pesquisas”, comentó una fuente de la Divincri.

Pasado de violencia

Familiares de Flor Janeth informaron que Chozo Neira siempre la agredía y que se habían separado varias veces, pero que luego regresaba con él porque este le prometía cambiar su comportamiento.

La madre de la víctima, Carmela Chávez Díaz, contó: “Mi hija Flor era golpeada constantemente por este desgraciado. La vez pasada ya la había electrocutado; fue hace tres meses exactamente. Estaba desesperada, hasta intentó ahorcarla en una oportunidad. Ella ya había terminado la relación y él se resistía a aceptar esa decisión”.

Los vecinos, conmocionados por este crimen, intentaron lincharlo a su salida de la comisaría de La Victoria, donde los efectivos se vieron precisados a cubrir al sujeto con varias frazadas.

En medio de gritos, dijeron que Johnny Chozo merecía la pena de muerte, pues había quitado la vida a tres inocentes.

Condenan asesinato

El Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables (MIMP), a través de un comunicado, condenó este nuevo caso de feminicidio y parricidio.

Informó que un equipo del Centro de Emergencia Mujer de esta ciudad ha tomado contacto con los familiares, a quienes se ha ofrecido todo el apoyo legal, social y psicológico frente al duro momento que están pasando.

El MIMP pidió a los responsables de administrar justicia en Lambayeque aplicar todo el peso de la ley a este sujeto que cometió tan terrible crimen.

Clinton Medina

Te puede interesar