Vecinos de Puente Piedra piden anular contrato con empresa que cobra peaje

Protesta. Alcalde de La Molina se sumó a demanda y pidió que haya vías alternas. Municipio capitalino dice que no existe causal de nulidad de contrato con Rutas de Lima.

2 Jun 2017 | 1:28 h

El anuncio de una nueva protesta de los vecinos contra el cobro de peajes en Puente Piedra, que movilizó a más de dos mil policías en la Panamericana Norte, encendió ayer las alarmas ante la amenaza de nuevos disturbios.

En comparación con las marchas previas, sin embargo, la manifestación de ayer tuvo una reducida convocatoria y se desarrolló sin mayores incidentes.

PUEDES VER Puente Piedra: Así se desarrolló la protesta en contra del peaje [FOTOS]

Desde las seis de la mañana, menos de un centenar de personas se reunieron en los alrededores del óvalo de Puente Piedra para exigir que se anule el contrato de concesión firmado en el 2013 entre el municipio capitalino y Rutas de Lima.

Esta empresa, como se recuerda, es la encargada de cobrar el peaje en la zona de Chillón, donde en enero pasado se instaló una nueva caseta en el sentido sur-norte. Esta acción motivó el masivo rechazo de la población, que llegó incluso a incendiar dicha infraestructura.

La República informó entonces que Rutas de Lima, con la anuencia de la municipalidad metropolitana, instaló las casetas sin haber concluido las obras obligatorias exigidas en el contrato.

El dirigente vecinal Jesús Zambrano indicó que la compañía, actualmente investigada por el caso Odebrecht, no debería tener operaciones en la ciudad.

También recordó que colocar peajes en la Panamericana Norte perjudica a los vecinos de Puente Piedra, Ancón y Santa Rosa porque no existen rutas alternas.

Estos pedidos fueron respaldados por el alcalde de La Molina, Juan Carlos Zurek, quien también llegó hasta el mencionado óvalo.

“No se tiene una ruta alterna que solucione el perjuicio económico para los vecinos. La agenda del alcalde Castañeda debería estar abocada a solucionar el problema de la falta de rutas alternas”, indicó la autoridad edil.

El gerente de Promoción de la Inversión Privada de la Municipalidad de Lima, Jaime Villafuerte, reconoció que las casetas aludidas se retiraron recién “hace dos días”, pese a que el reclamo de los vecinos tiene más de cuatro meses.

El funcionario dijo, además, que una investigación por presuntas irregularidades, sin una sentencia firme, no es causal de nulidad del contrato.

El general PNP Víctor Rucoba, jefe de la Región Policial Lima, aclaró que la protesta solo tenía permiso para desarrollarse como un “plantón”.

El contrato de la discordia

La concesión de Rutas de Lima, llamada Vías Nuevas de Lima, contempla la ejecución de numerosas obras a lo largo de la Panamericana Norte y Sur, además de la ampliación en 19 kilómetros de la autopista Ramiro Prialé. Entre otros proyectos, se incluyen la implementación de pasos a desnivel, puentes peatonales, rehabilitación de pistas y vías auxiliares. Al ejecutar dichas iniciativas, la empresa tenía derecho a cobrar peajes por 30 años.
 

Te puede interesar