Eloy Cacya inicia búsqueda de estudiante perdido en el volcán Misti

Esperanza. El rescatista de Ciro Castillo en el Colca y de Olivier Toledo en el desierto de La Joya tiene otro reto: hallar a Jhon, quien ascendió al Misti en Semana Santa y desde entonces se desconoce su paradero.

19 May 2017 | 11:31 h

El paradero de Jhon Barrientos Sucasaca es un misterio. Sobre su destino se han abierto muchas interrogantes, donde predomina el tinte pesimista. ¿Está vivo? ¿Lo mataron? ¿Se accidentó? 
 
Este excursionista aficionado de 31 años de edad subió al volcán Misti el 13 de abril,  en Jueves Santo. Desde ese día,  su familia perdió todo tipo de contacto. Su celular está apagado y él tampoco informó a su familia de su aventura emprendida.
Modesta Sucasaca (49), madre del desaparecido, se enteró que su hijo hizo el ascenso cuando Amilcar Andrade le comunicó que el 15 de abril lo había visto en la cima del Misti. A partir de este testimonio, se cree que se perdió en el trayecto de retorno a casa. Este joven se comunicó con la madre cuando se enteró de la desaparición de Barrientos.
 
Hace 10 días, la familia consiguió el apoyo de los agentes de Unidad de Salvamento de Alta Montaña (Usam), que realiza la búsqueda pero aún sin resultados. Incluso llevaron al can “Waly” para que haga el rastreo.
 
Exploraron Loma Corvina y Nido de Águilas. En estos sectores predomina la vegetación y zonas rocosas.
 
Desde ayer, cuatro agentes de la Usam subieron a la zona árida, donde el  frío desciende hasta los 15 grados bajo cero. Su plan de búsqueda es subir bordeando los barrancos.
Eloy cacya en el Misti 
 
A diferencia de la estrategia policial, Eloy Cacya empezará  su tarea desde la cima hacia las  faldas. Cacya completó la  proeza de  hallar el cuerpo  del estudiante Ciro Castillo en el valle del Colca (2011) y de Olivier Toledo en el desierto de La Joya en el 2013.
 
La familia logró contactarse con el rescatista radicado en Pinchollo (Caylloma). Ayer llegó a Arequipa tras el clamor de la familia. 
 
Su expedición lo conforman siete personas más con quienes acamparán tres días. "Tengo referencia del lugar donde fue visto por última vez, y desde allí bajaré junto a mis compañeros en cuatro grupos diferentes", dijo
 
Su estrategia consiste en observar la geografía de la zona y ver qué camino de regreso pudo tomar Jhon.
 
Cacya evaluará si se queda más días, si las provisiones le son alcanzados por otro grupo que posiblemente sería formado por los familiares del desaparecido. Esta alternativa aún está en evaluación, debido a que Modesta y su familia no han encontrado voluntarios que conozcan el Misti.
 
Otro problema es la falta de dinero. Modesta, la madre, ya no trabaja por abocarse a la búsqueda de su hijo. Ella contó que algunas personas de buena fe le han depositado dinero a la cuenta corriente en soles 215-37469038-0-08 del BCP. Ese apoyo permitió solventar los gastos de los rescatistas.
 
"Eloy nos está ayudando de buena voluntad, pero debemos conseguir los alimentos y pagar a más rescatistas. Estoy desesperada. No sé a quién recurrir ni qué hacer. Si alguna autoridad pudiera ayudarme, le voy a agradecer de todo corazón", confesó.

Silencio sospechoso

Modesta averiguó que su hijo Jhon Barrientos subió al Misti junto a un grupo de amigos. Uno de ellos es Hugo Medina, quien hasta el momento no ha brindado mayor información.
 
Solo refirió que se juntaron la mañana del 13 de abril en San Lázaro del Cercado, y de ahí abordaron un combi hasta el cementerio de San Luis Alto Selva Alegre. De ese lugar enrumbaron a pie al Misti. No precisó cuándo, dónde ni cómo se separaron. Incluso le consultaron qué otros amigos formaron parte de la delegación. Medina les dijo que eran menores de edad .
 
A diferencia de Hugo, Amilcar Andrade, otro joven que subió al Misti en otro grupo, contó que él lo vio dos veces. La primera fue al mediodía del 15 de abril en la cima, y luego de 30 minutos cuando bajaba.

Te puede interesar