Según nueva ley, institutos que no muestren buen nivel serán cerrados

Pasarán por un proceso de licenciamiento institucional. Así como las universidades, los 790 institutos superiores públicos y privados del país deberán demostrar que cumplen con condiciones básicas en infraestructura, equipamiento, docentes y planes de estudio. Un nuevo ente llamado Educatec fusionará y eliminará carreras e institutos que no aportan a las regiones.

16 Abr 2017 | 1:55 h

De 7 de la mañana a 1 de la tarde, los estudiantes del Instituto Superior Tecnológico Público Argentina deben compartir un edificio de 6 pisos con las alumnas de un colegio estatal que lleva el mismo nombre, en la cuadra 10 de la avenida Alfonso Ugarte, en el Cercado de Lima.

En ese mismo horario, dos estudiantes de un instituto privado, especializado en enfermería y que tiene más de 3 locales a lo largo de la avenida Arequipa, se quejan porque sus profesores no llegan a la hora. "Encima solo dictan clases y se van", reclaman sin identificarse para evitar represalias.

PUEDES VER: Maestros con mayor preparación recibirán menos aumento de sueldo

Estos son los problemas que afronta el 17% de egresados de secundaria que deciden estudiar en un instituto de Lima, ciudad que concentra la cuarta parte de toda la oferta educativa del país, de acuerdo al Ministerio de Educación (Minedu).

En la actualidad, a nivel nacional existen 790 institutos superiores tecnológicos y 116 pedagógicos (donde se estudia 5 años). Sin embargo, no todos presentan las condiciones adecuadas para la preparación de cerca de 400 mil jóvenes.

Según un último estudio de la Dirección de Educación Superior y Técnico Productiva del Minedu, que data del 2015, el 80% de institutos públicos, de los 354 que existen, tienen condiciones malas o regulares. Es decir, ofrecen carreras que no tienen demanda en el mercado, carecen de docentes, alumnos, equipos o presentan infraestructura defectuosa.

En el ámbito privado, la situación no cambia mucho. Los jóvenes estudian en algunos institutos ‘chicha’ que funcionan en locales compartidos con pollerías, sin bibliotecas ni laboratorios, y con docentes poco preparados.

Así de dura es la realidad que busca cambiar la Ley de Institutos y Escuelas de Educación Superior, promulgada en octubre pasado por el Congreso, luego de que fuera observada por Ollanta Humala al final de su mandato.

El último viernes 7 de abril, el Ministerio de Educación prepublicó el reglamento de la citada norma, con el fin de recoger, hasta el jueves 20 de abril, los aportes de padres, docentes, estudiantes y especialistas en la materia.

El reglamento es importante para empezar con todos los cambios que trae la ley, entre los que destacan nuevos procesos para la apertura y el cierre de institutos, la fusión y desaparición de carreras profesionales, la homologación de créditos entre el nivel técnico y universitario, y la creación de una carrera pública para docentes del sector público.

Próximo licenciamiento

El titular de la Dirección General de Educación Técnico–Productiva y Superior Tecnológica y Artística del Minedu, Daniel Alfaro, precisa que en mayo se enviará a la Presidencia del Consejo de Ministros (PCM) el reglamento de la Ley de Institutos, para su respectivo debate. Luego de ello se espera su aprobación, a través de un decreto supremo, antes de que acabe el año.

“Ese mismo mes (mayo), se publicarán dos importantes normas técnicas. Una detallará lineamientos académicos generales y otra regulará el proceso de licenciamiento institucional, por el que deberán pasar todos los institutos superiores, públicos y privados, similar a los que están pasando las universidades”, explica Alfaro.

Y en efecto, el primer paso de la reforma en la educación tecnológica será el licenciamiento institucional, con el que el Minedu busca que los 790 institutos superiores del país cumplan con asegurar condiciones básicas de calidad, ya sea en infraestructura, equipamiento, docentes o planes de estudio. De no lograr demostrar un buen nivel, serán cerrados de forma definitiva.

“Todos los institutos deberán pasar por el licenciamiento si es que quieren seguir operando por 5 años más. Ahora con la ley, el Minedu tiene una facultad coactiva, a diferencia de antes. Ellos pasarán por grupos el proceso que tardará 90 días hábiles por cada caso y el cual se espera que concluya en el 2021”, afirma el funcionario.

Nuevo organismo

En el Perú, la mayoría de jóvenes aspira ir a la universidad. Sin embargo, entre el 35% y el 38% de egresados son subempleados; es decir, laboran en actividades ajenas a lo que estudiaron. “Y esto sucede cuando en el país se requieren 200 mil profesionales técnicos cada año”, asevera el ex presidente de la comisión de Educación del Congreso, Daniel Mora.

Faltan técnicos mineros, metalúrgicos, textiles, pesqueros y en mantenimiento de máquinas industriales.

Una de las causas para que se genere esta deficiencia, según Mora, es la sobreoferta de carreras que no son solicitadas en las regiones. “Un instituto de Tingo María tenía la carrera de secretariado como una de sus principales cuando en esa zona se necesitan técnicos para procesar el café, el cacao”.

Pues bien, esta situación debe cambiar con la creación del Educatec, organismo especializado que tendrá como principal función la evaluación y ejecución de procesos de fusión, división y cierre de institutos superiores, así como de sus respectivas carreras, previa autorización del Minedu.

“Se encargará de la planificación de la oferta educativa de cada región. Es decir, recomendará carreras vinculadas al perfil de los profesionales técnicos que requieren las empresas. Y en ese sentido, habrá que fusionar o eliminar carreras que no se conectan con las actividades locales”, señala Alfaro.

Es más, el mismo reglamento de la Ley de Institutos precisa que cada región tenga un consejo asesor donde participe un representante empresarial.

El Educatec también tendrá como funciones el fortalecimiento de las capacidades de los docentes y la gestión de las futuras escuelas de educación tecnologicas públicas, las cuales aún no existen y las que fomentarán la investigación y la innovación. El Educatec estará operando desde el 2018.

Para el ex representante de institutos tecnológicos de la Federación de Estudiantes del Perú, Líbiston Miranda, uno de los problemas que se afronta es que el sistema modular que hoy se aplica en los institutos no es compatible con el de las universidades. “No nos reciben. Si deseamos seguir una carrera allí, debemos comenzar nuevamente, pese a que ya somos especialistas”, agrega.

Sistema de créditos

Ahora, la ley establece la homologación del sistema de créditos en la educación superior, lo que permitirá que los estudios en institutos puedan ser convalidados en las universidades del país, siempre y cuando tengan un convenio y tengan la misma materia.

Así, las carreras técnicas profesionales en institutos tendrán 120 créditos (3 años) y en escuelas pedagógicas 200 (5 años), lo cual permitirá obtener el grado de Bachiller como en una universidad, y habilitará además a los alumnos para realizar estudios de posgrado.

La Ley de Institutos propone también el otorgamiento del título profesional técnico (por medio de 120 créditos, el Bachiller Técnico y un trabajo de aplicación profesional o un examen de suficiencia profesional) y el título profesional (que se da tras aprobar 200 créditos, el Bachiller y un trabajo de suficiencia profesional o un proyecto similar). Este último documento sería equivalente al de una universidad.

Pero también se dará un título técnico, sobre todo para carreras cortas, tras aprobar un programa de 80 créditos. “Lo mejor es que los estudiantes de institutos puedan realizar cursos de posgrado y ya no convalidaciones”, refiere Alfaro.

La norma trae también una nueva carrera pública que buscará ordenar, por la vía meritocrática, los sueldos de los 3 mil 890 maestros nombrados de los institutos estatales. En tanto también permite aumentos para los 4 mil 282 contratados. Ellos, hasta marzo del 2016, ganaban entre 800 y 1.100 soles. Sin embargo, ese mismo mes se incrementó su sueldo en 2 mil 280. Ahora esperan ganar 400 soles más. Así, con todas estas medidas se busca acabar con la mala enseñanza en los institutos del país.

Más institutos se interesan por acreditar sus carreras

Los institutos tecnológicos acreditan solo sus carreras, a diferencia de los institutos pedagógicos que reciben una acreditación institucional.

A la fecha, según el Sistema Nacional de Evaluación, Acreditación y Certificación de la Calidad Educativa (Sineace), alrededor de 130 programas de estudios (carreras) están acreditados y cerca de 700, en proceso de lograrlo en todo el país.

"Esta cifra engloba a los programas acreditados como los que están en proceso y corresponde a 291 institutos, y lo que  demuestra es que tienen mucho interés en acreditar la calidad de sus carreras", precisa la institución.

Casi el 70% de programas de estudios acreditados pertenece a institutos superiores públicos.

En el caso de institutos pedagógicos, hasta octubre pasado había 159 entidades en proceso de recibir su acreditación institucional.

El Sineace señala que la acreditación es obligatoria para las carreras de salud y educación, según la nueva ley.

Te puede interesar