A muchos piuranos golpeados, la ayuda les llegó del cielo

Puente aéreo. Desde que se inició la emergencia, un total de 28,884 damnificados fueron movilizados por naves de las Fuerzas Armadas y la Policía a través de vuelos humanitarios.

8 Abr 2017 | 1:55 h

No puede ocultar su preocupación por su madre, quien tiene una parálisis. Julio Huerta Sosa toma el rostro de doña Guadalupe, de 75 años, para tranquilizarla. Es la primera vez que sube a un avión y cualquier movimiento de la nave la puede afectar. Los desbordes ocurridos en Rinconada de Catacaos, Piura, han provocado que su estado de salud se agrave.

“La vivienda de mi madre está bajo el agua, yo estoy llevándola a Lima, no la puedo dejar ahí; un poco más y el desborde se lleva a mi viejita. Ella sufre de parálisis, no puede caminar”, relata Julio, a quien hallamos durante uno de los vuelos de la nave Spartan de la Fuerza Aérea.

PUEDES VER: Piura: Direccción de Salud confirma tercera muerte por dengue en la región

Julio cuenta que a penas inició la emergencia por El Niño costero salió de su cuarto ubicado en San Martín de Porres y tomó el primer bus hacia Piura. Su destino era Rinconada de Catacaos. Cuenta que demoró tres días para llegar, pues debió superar los bloqueos de carreteras, los puentes destruidos y los caminos anegados.

“La ciudad está destruida, la casa está en ruinas, necesitaríamos medio año para arreglarla porque el lodo y el agua llegaron a todos los ambientes. Lo importante era sacar a mi madre”, cuenta.

Miles de viajes

Como Julio Huerta, cientos de personas utilizan el puente aéreo desde la zona de emergencia. El Ministerio de Defensa señala que un total de 28,884 ciudadanos fueron transportados por aeronaves de las Fuerzas Armadas y la Policía entre el 16 de marzo y el 5 de abril, a través de los puentes aéreos que atienden a las regiones afectadas por el fenómeno climático.

“Las aeronaves también fueron empleadas para trasladar más de 1,717 toneladas de carga hacia las zonas afectadas por las inundaciones, huaicos y desbordes de ríos”, detalló el ministro de Defensa, Jorge Nieto Montesinos.

Según manifiesta, los puentes aéreos abarcan las regiones de Lima provincias, Áncash, La Libertad, Lambayeque, Piura, Tumbes y Junín y fueron habilitados para brindar apoyo a los damnificados, en especial mujeres embarazadas, personas de la tercera edad, enfermos que requieren atención médica urgente y familias con niños.

Además, la Policía Aérea viene realizando el traslado de damnificados y entregando víveres en las zonas de emergencia. La semana pasada, atendió a la ciudades de Piura, Tumbes y Chiclayo.

“Desde que inició la emergencia, la Policía Nacional puso a disposición todo su personal y sus equipos para ayudar a los damnificados. Hemos realizado traslado de víveres y el traslado de refugiados”, detalló el comandante PNP Ricardo Cueva Cañari, piloto de un Antonov An-32.

Además, la PNP realizó otros vuelos para canalizar la ayuda a los agentes de la institución que quedaron afectados por las lluvias y no tenían el alimento diario para seguir con su labores. Incluso algunos de ellos contrajeron dengue y malaria.

En riesgo

Los niños y las personas mayores continúan en riesgo en la zona de emergencia. Algunos incluso con enfermedades graves como leucemia. Es el caso de Augusto R. G., de seis años, quien fue traído al Hospital del Niño de Breña.

Pero otros no han tenido la misma suerte. Por ello, un equipo de 49 médicos y enfermeras que pertenecen a las redes de salud de Lima, se trasladaron a Piura. Adicionalmente partirá otro equipo de especialistas (cinco médicos y tres enfermeras) del Hospital Cayetano Heredia.

Te puede interesar