La Libertad: aumento de caudal del río Moche impide reparar tubería

Para normalizar suministro de agua. Se necesita que río recupere su cauce natural. Ministro Edmer Trujillo evitó decir en qué tiempo se superará problema.

31 Mar 2017 | 4:32 h

El incremento del caudal del río Moche y la salida de su cauce natural dificulta los trabajos de reparación de la tubería que permite conducir el agua desde la Planta de Tratamiento (Alto Salaverry) a la empresa de Servicio de Agua Potable y Alcantarillado de La Libertad (Sedalib) para el suministro a la población.

Para tratar de superar el problema lo más pronto posible, maquinaria trabaja en el lecho del río a fin de que este recupere su cauce normal y se pueda reparar la tubería para normalizar la entrega del líquido elemento a la comunidad.

PUEDES VER: Trujillo: Sedalib recibirá 15 millones de euros de Alemania para reducir el clandestinaje

El ministro de Vivienda, Construcción y Saneamiento, Edmer Trujillo, supervisó ayer hasta en dos oportunidades las labores que se ejecutan en el río Moche junto con el gobernador regional de La Libertad, Luis Valdez Farías; la ministra de Desarrollo e Inclusión Social, Cayetana Aljovín; y técnicos de Chavimochic.

También se reunieron con el gerente general de Sedalib, Oscar Delgado Vásquez, y los parlamentarios Elías Rodríguez Zavaleta y Richard Acuña Núñez.

“Se requiere que el río recupere su cauce natural, de tal manera que se pueda trabajar al otro lado. Protegemos la ribera, la chacra, pero también trabajamos para normalizar el reparto del agua”, acotó el ministro.

Edmer Trujillo evitó hablar en qué tiempo se normalizará la distribución del líquido elemento a aproximadamente 200 mil pobladores. “Los trabajos preliminares son estos. De ahí viene una labor de emergencia para resolver el problema y una vez que pasen las avenidas (de agua), se verá una solución definitiva de instalación de una nueva tubería”, acotó.

Por su parte el gobernador anunció la llegada (para hoy) de 50 cisternas procedentes de Lima, para ayudar en la entrega de agua en zonas más críticas como los distritos de La Esperanza y El Porvenir y el poblado El Milagro (Huanchaco).

FALLÓ LA PREVENCIÓN

Humberto Landeras, exgerente de Imagen de Chavimochic, culpó de la falta de agua a los funcionarios de Chavimochic que no han previsto esta emergencia.

“Son tuberías especiales (las ubicadas en el río Moche) que traerlas de EE.UU. demora 40 días. En el 2015 se rompió esta tubería y había reemplazo, por eso se logró reponer el agua en 48 horas. Se cobró el seguro de 200 mil dólares y en vez de comprar repuesto se habría destinado el dinero para otros fines. Que el gobernador regional y los directivos nos aclaren esto”, dijo.

En tanto en horas de la mañana, un grupo de profesionales y vecinos protestaron en la Plaza Mayor de la ciudad por la falta de agua y sostuvieron que falló el plan de contingencia de Sedalib y de Chavimochic para actuar en esas circunstancias.

“Esto demuestra una vez más que no ha habido un plan de prevención, no ha habido planificación y hay una reacción descoordinada de las autoridades. Todo es improvisación”, denunció el biólogo pesquero, Carlos Bocanegra García.

Te puede interesar