Horas de angustia se viven en Piura tras inundación

Lecciones de supervivencia. Una bebé salvada de su casa inundada fue el símbolo de la resistencia de los piuranos. Caudal del río llegó a 3035 metros cúbicos por segundo, se desbordó en varios puntos e inundó la capital de la región. Más de 40 mil personas dejaron sus casas y se realizaron más de 3 mil rescates.

28 Mar 2017 | 1:18 h

Grover Lozada

La casa de una planta estaba cubierta por el agua. Pero cuando vieron llegar a los efectivos del Ejército a bordo de un bote zodiac, sus ocupantes supieron que se salvarían.

Primero salió Jéssica Ramos Calle, la abuela, y luego fue el turno de una tina de plástico que asomaba en la puerta: un militar la elevaba con sus brazos lo más alto posible para evitar que el agua ingrese. Y es que dentro estaba la pequeña Giana de mes y medio, quien de esta forma era rescatada de las aguas. Fue un milagro.

PUEDES VER: Inundación en Piura: Desborde del río afecta a la ciudad y genera alerta [VIDEO] | EN VIVO

También fue rescatada la madre de la bebé, quien ni bien subió al bote sujetó a su niña con todas sus fuerzas. Otros tres niños también fueron rescatados de esa vivienda y fueron llevados a un refugio.

Esta es solo una de las decenas de historias de supervivencia que se registran desde ayer en Catacaos, uno de los distritos más afectados de Piura, luego de que el río del mismo nombre se desbordara produciendo una enorme inundación en la zona del Bajo Piura, a consecuencia de las fuertes lluvias que soporta el departamento debido al fenómeno El Niño costero.

En emergencia

Según información del Centro de Operaciones de Emergencia Nacional (Coen), ayer el río Piura alcanzó un caudal de 3,400 metros cúbicos por segundo y fue esta medida la que ocasionó que las defensas de ribereñas terminaran cediendo. De allí que las localidades de Catacaos, La Unión La Arena, Cura Mori y Simbilá resultaran inundadas, además del propio centro histórico de la ciudad de Piura.

También se supo que la lluvia que cayó el sábado y que duró 15 horas aproximadamente, registró más de 200 litros por metro cuadrado, un registro muy superior a las lluvias de los fenómeno El Niño de 1983 y 1998.

En Catacaos, los vecinos permanecían sobre los techos de sus casas a la espera de ser rescatados. Se estima que han sido 40 mil las personas evacuadas.

Nadie ni nada se salvó de la inundación, ni los grandes centros comerciales como el Open Plaza, donde la zona del patio de comidas quedó completamente inundada.

Las fotos de este mall con sus instalaciones afectadas se difundieron rápidamente a través de las redes sociales hasta convertirse en 'viral'.

En la zona de Castilla, la propietaria de un negocio de fotocopias e internet, Ximena Gonzales, perdió más de tres mil dólares en equipos ya que el agua arrasó con impresoras, fotocopiadoras y computadoras que tenía en su local.

La misma situación vivió el propietario de la cevichería La Estación, ubicada en la avenida Cáceres, exactamente frente al Open Plaza.

El pequeño empresario, conmovido, permitió el ingreso a los medios de prensa a su propiedad para que puedan hacer el registro de los daños. Su congoja le impidió poder explicar todo lo que había perdido. Y no era para menos.

La inundación también afectó al Hospital Cayetano Heredia, ubicado cerca del río. Los vehículos que estaban en el estacionamiento, incluyendo algunas unidades médicas, fueron alcanzadas por las turbias aguas.

A través de sus redes sociales, funcionarios de la Universidad de Piura dieron cuenta del daño que sufrió su campus universitario.

Por su parte, el director regional de Agricultura, Mario Laberry, informó que hasta el momento son más de 6.000 hectáreas de cultivo las que se han visto afectadas.

Además de los cultivos de limón, también han sido dañadas las plantaciones de banano y otros productos de pan llevar y de estación.

Las zonas residenciales más exclusivas de Piura también han sido golpeadas por el desborde del río. A muchos propietarios se les vio salvando sus pertenencias. En lugares como Los Cocos del Chipe y La Laguna del Chipe, modernos vehículos quedaron literalmente bajo el agua.

Tanto ha sido el nivel de la inundación en Piura, que algunos de los propietarios no vieron mejor salida que hacer uso de sus motos acuáticas para poder transportarse y poner así a buen recaudo a sus familiares y algunas pertenencias.

Inclusive los pedidos de ayuda del gobernador regional, Reynaldo Hiblck, han pasado de ser mensajes donde solicitaba maquinaria pesada, a ser pedidos urgentes de ayuda para atrapados.

"He solicitado al Gobierno Central que se nos brinde apoyo con bomberos, brigadistas, policías, miembros de las fuerzas armadas, todos ellos especializados en rescate. En estos momentos la prioridad es cuidar la vida de los seres humanos", versa su último mensaje publicado en su cuenta de Facebook.

Acciones de respuesta

Y anoche, desde la sede del COEN, en Lima, el general Jorge Chávez, vocero de este organismo técnico, dio a conocer que hasta ayer fueron rescatadas alrededor de 1.200 personas gracias a la presencia de personal militar a bordo de los botes zodiac con capacidad para diez personas cada uno, los que operaron básicamente en la zona del Bajo Piura.

También informó que a las 6:00 p.m. de ayer, el caudal del río descendió a 3,035 metros cúbicos por segundo con tendencia a la baja, lo que permitirá que hoy se pueda realizar el drenaje de las aguas que mantienen inundada a la población.

Chávez explicó que por el momento, los helicópteros MI17 no son recomendables para su uso en la zona, debido a que por la fuerza que emiten podrían causar daños en las viviendas, lejos de beneficiar a la población.

"Estamos trabajando con fuerza terrestre para los rescates. Sabemos que es una situación extrema, pero invocamos a la tranquilidad. Tengan confianza que todos serán puestos a buen recaudo", dijo el vocero.

Hoy, un contingente de 70 hombres de Fuerzas Especiales de la Marina de Guerra y de la Fuerza Aérea, así como 200 efectivos del Ejército especialistas en rescates llegarán a Piura para fortalecer las labores de socorro. 

91 fallecidos

  • De acuerdo con el último reporte de daños a nivel nacional emitido por el COEN, la cifra de fallecidos se elevó a 91. Los damnificados, hasta el momento, son 122,788, mientras que las personas afectadas ya son 797,789.

Lluvias intensas vuelven mañana

El Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología emitió un último aviso meteorológico donde advierte de fuertes lluvias para la zona norte del país hasta el sábado 01 de abril.
 
Y si bien se estima que hoy habrá lluvias muy ligeras, el miércoles podrían nuevamente presentarse precipitaciones intensas.
 
Los especialistas del Senamhi consideran que el impacto de El Niño costero está menguando, pero el cambio está siendo paulatino, por ello, las lluvias fuertes aún se siguen registrando en el norte. 
 
Esta situación empezaría a cambiar a partir de la segunda quincena de abril.

Te puede interesar