Lluvias causan desastre en Piura y ríos amenazan a la población

Emergencia. El sector de Castilla, en el corazón de Piura, sufrió gigantescos aniegos debido al colapso de los drenes y alcantarillas. El agua cubrió calles y avenidas.

11 Mar 2017 | 1:48 h

A las 11:00 a.m. de ayer, los vecinos del centro histórico de Piura recordaron los estragos que les dejó el fenómeno El Niño de 1998. 
 
Como en aquel año, las aguas del río Piura llegaron a la Plaza de Armas y más de uno se preparó para lo peor.
 
 
Los propietarios de locales comerciales inmediatamente comenzaron a tomar medidas para defender sus negocios de la inundación. 
 
El tránsito se vio afectado en las calles Lima y Libertad, y algunos transeúntes decidieron observar el panorama desde las bancas de su tradicional y apacible parque, el cual era rodeado e inundado por las turbias aguas.
 
"Debido al mal funcionamiento de algunas alcantarillas y por efecto de la filtración es que el agua del río llegó hasta el corazón mismo de la ciudad. El río Piura aún no ha sufrido desborde, porque de ser así nuestra desgracia sería mayor", precisó a La República el gobernador regional Reynaldo Hilbck.
 
La máxima autoridad de esta región del norte informó que "hasta ahora tenemos aproximadamente 400 millones de soles en pérdidas en infraestructura. Pero esto es cíclico, porque conforme pasen los días los daños serán mayores", explicó.
 
Y es que son tan fuertes las lluvias que prácticamente la población "convive" con las tormentas eléctricas y debe afrontar los efectos colaterales como son las plagas de moscas o zancudos y la falta de agua potable, además del intenso calor reinante.

Bajo Piura en riesgo

El departamento cuenta con dos ríos importantes: el Chira y el río Piura.
 
El primero tiene una represa que regula su caudal y puede soportar entre 2.500 a 3.000 metros cúbicos por segundo sin sufrir desborde.
 
El río Piura, por el contrario, no tiene una represa que lo regule y la lluvia que cae sobre su cuenca discurre por el cauce que cruza las ciudades del llamado Bajo Piura.
 
De producirse un desborde, estarían en riesgo alrededor de 600 mil habitantes.
 
"El puente más crítico en este momento es el Independencia, ubicado en el Bajo Piura, con una capacidad de 1.500 metros cúbicos por segundo. Si alcanza los 2 mil metros cúbicos, toca el tablero el agua y puede ceder", señaló.
Es tan crítico este punto que solo se permite el paso de personas en grupos de 50 en ambos sentidos y de forma alternada.
 
"Otros dos puentes como son el Sánchez Cerro y Cáceres están siendo monitoreados y por el momento están bien, pero el acceso es restringido por precaución hasta que pasen las crecidas. El objetivo de nosotros es no perder vidas humanas", aseguró el gobernador regional.

Apoyo urgente

A través del ministro de Defensa, Jorge Nieto, el Gobierno Central informó que será enviado a Piura un lote adicional de 30 máquinas pesadas del Ministerio de Vivienda y las Fuerzas Armadas.
 
Además, tres unidades hidrojets de gran capacidad de succión de agua, 20 motobombas y dos puentes bailey del Ministerio de Transportes para reforzar los trabajos de limpieza, despeje y apertura de vías afectadas que se realizan en Piura.
 
Asimismo, en aviones de la Fuerza Aérea se trasladará una brigada de fumigación del Ministerio de Salud, así como 10 toneladas adicionales de ayuda humanitaria.
 
Estos equipos se sumarán a las 40 máquinas enviadas por el Ministerio de Vivienda, las 15 dispuestas por el Ministerio de Transportes y las 23 de las Fuerzas Armadas, lo que hace un total de 78 unidades que ya se encuentran trabajando en diversos puntos de la región Piura. Igualmente, 36 motobombas del Ministerio de Vivienda ya están prestando servicio en la zona.
 
"Necesitamos apoyo urgente, esas máquinas las hemos venido solicitando desde hace tres semanas. Si continuaran las lluvias, que es lo más probable, vamos a necesitar mucha ayuda. Incluso nos estamos preparando para evacuar a la población por si fuera necesario", dijo Hilbck.

En otras provincias 

"Son 10 mil soles los que he perdido a causa de la fuerte lluvia. La mitad de lo invertido en el negocio de años se ha ido al agua. Somos cientos de comerciantes los afectados y ahora necesitamos apoyo", comentó Orlando Cherres, un comerciante de la provincia de Talara.
 
En el distrito de Pariñas son más de 11 mil los damnificados a causa de la última precipitación que duró cerca de 12 horas, siendo los más afectados las familias de los sectores Sol de Oro, Villa Talara, Vista Alegre y Vista al Mar. También Enace, Sacobsa, Las Peñitas y los comerciantes del Mercado Central y La Parada, quienes vienen solicitando a las autoridades locales el apoyo correspondiente. 
 
Otro problema en Talara ha sido el inminente colapso del puente Víctor Raúl, que une el cono norte con el centro de la ciudad, cuyas bases se vieron afectadas debido al desborde de la red de alcantarillado ubicada en la zona.
"La zona de la sierra de Piura está interrumpida y en Tambogrande hay más de 50 mil personas que están en peligro porque no tienen ayuda, debido a problemas en los caminos", señaló el gobernador.
 
Hasta el momento, de acuerdo con el reporte de daños del Centro de Operaciones de Emergencia Regional (COER), son 5 kilómetros lineales de carreteras dañadas, así como 204 instituciones educativas afectadas en la región Piura.
Por su parte, el ministro de Agricultura, José Hernández, estimó que unas 1.200 hectáreas de cultivos se han perjudicado en esta región.

En otras regiones

Un escenario similar se registra en la región de Tumbes, que soportó una intensa lluvia acompañada de vientos fuertes y tormenta eléctrica que provocó daños en diversos lugares, siendo la zona más afectada el distrito de La Cruz, en el AH Buena Aventura Alta, donde ocho viviendas colapsaron.
 
También diversos distritos de la provincia del Santa, en la región Áncash, soportaron desde la tarde del jueves hasta la madrugada de ayer intensas lluvias que provocaron el aumento del caudal de los ríos Santa y Nepeña, lo que motivó la alerta en la población de los distritos del Santa, Nepeña y Samanco.
 
"Hay agricultores que están propensos a perder sus cosechas. Las zonas de Rinconada, Vinzos y la bocatoma de San Bartolo están en peligro", expresó el alcalde Germán Rojas.
 
En tanto, las intensas lluvias que se registran en la sierra de La Libertad ocasionaron el desborde del río Moche en los sectores Santa Victoria y San Pachusco, en el distrito de Laredo, en la provincia de Trujillo; inundando 30 hectáreas de cultivo, informó la Agencia Agraria de Agricultura.
 
En Lambayeque, en tanto, la provincia de Ferreñafe también soportó fuertes lluvias que originaron inundaciones en las principales calles y avenidas. 
 
El Senamhi advirtió que las precipitaciones pluviales de gran intensidad continuarán la siguiente semana.

Te puede interesar