Solo 5 playas del sur de Lima son saludables, según Digesa

Cuidado. Estas son El Silencio, Caballeros, Punta Hermosa, San Bartolo Norte "A" y Santa María del Mar. De los 129 balnearios de la capital, 29 están aptos, advierten.

30 Dic 2016 | 1:27 h

Las playas del sur de Lima son destinos predilectos para las fiestas de fin de año o lugares de visita recurrente durante la temporada de verano. Sin embargo, según la Dirección General de Salud (Digesa), la mayoría de ellas no reúne las condiciones necesarias para recibir a los bañistas.

PUEDES VER: Este es el ránking de las playas más contaminadas del Perú

En su reporte más reciente, la entidad informó que las únicas playas saludables en esta parte de la ciudad son El Silencio, Caballeros, Punta Hermosa, San Bartolo Norte "A" y Santa María del Mar.

Susalen Tang Flores, representante de Digesa, explicó que durante el control sanitario se miden tres indicadores básicos: la calidad microbiológica del mar, la presencia de residuos en la arena o en las rocas, además de la existencia de servicios higiénicos y tachos de basura.

La responsabilidad de instalar dicha infraestructura, además de garantizar la limpieza de las playas, recae sobre los municipios distritales, indicó Tang Flores.

Si un balneario no cumple con alguno de los requisitos mencionados, se le califica como "no saludable" por el riesgo que genera a la salud de sus visitantes.

La institución advirtió que al ingresar a una playa no apta el usuario se expone a contraer enfermedades dermatológicas (como hongos o infecciones), conjuntivitis, males diarreicos severos, entre otras afecciones.

Tras difundirse los resultados de la evaluación de Digesa, La República recorrió algunos de estos balnearios y comprobó que, a pesar de la calificación que reciben, en la mayoría de ellos los servicios públicos no han sido habilitados.

La Municipalidad de Punta Hermosa —donde se ubica la playa El Silencio, que es considerada saludable— informó que en este lugar se han habilitado cuatro baños que ya están operativos. Sin embargo, cuando este diario visitó el balneario, solo uno de ellos estaba funcionando.

Similar situación se encontró en Señoritas, donde un grupo de trabajadores recién estaba acondicionando el único baño disponible.

En Punta Rocas, distrito de Punta Negra, los baños no estaban abiertos y tampoco había tachos de basura.

Según las disposiciones de Digesa, cada playa debe tener un banderín azul o rojo para diferenciar si es considerada saludable o no saludable, respectivamente.

Ninguno de los balnearios visitados tenía este distintivo.

Playas peligrosas

El balneario de Asia, ubicado en la provincia de Cañete, es otro de los sitios preferidos para visitar durante el verano.

A pesar de su popularidad, la Dirección de Hidrografía y Navegación de la Marina de Guerra advirtió que sus playas se encuentran entre "las más peligrosas".

Javier Fernández, jefe de Oceanografía de la entidad, detalló que estas playas son "abiertas y desprotegidas", lo que permite el ingreso de vientos y olas fuertes.

“Todas esas playas no tienen espigones ni rompeolas. Son playas muy largas y abiertas donde entran las olas del norte. Si sumamos las bravezas del mar, estas se vuelven playas muy peligrosas para el acceso del público”, declaró el especialista.

Claves

  • Móvil. El estado de cada playa se puede verificar desde el celular con el aplicativo "Verano Saludable" de Digesa.
  • Vigencia. El control sanitario de playas se realiza cada semana. Los resultados pueden variar después de cada inspección.

Te puede interesar