Terapias naturales mejorarían la fertilidad

Técnicas y prácticas como la acupuntura, el reiki y la homeopatía ayudan a nivelar el cortisol, una hormona que se libera con el estrés y afecta la fecundación.

14 Abr 2015 | 23:30 h

Tratamientos naturales como la acupuntura, el reiki y la homeopatía se han convertido –para muchas mujeres– en una nueva forma de contrarrestar los problemas de fertilidad y lograr un embarazo. Según una investigación realizada por el Instituto Valenciano de Infertilidad (IVI), estas prácticas ayudarían a disminuir el grado de estrés que afecta a la tasa de éxito en los tratamientos de reproducción asistida.

Cabe recordar, que la acupuntura es una técnica que forma parte de la medicina tradicional china. Consiste en la inserción y la manipulación de agujas en el cuerpo. El reiki es una técnica de canalización y transmisión de energía vital a través de la imposición de manos. La homeopatía es un método terapéutico para la prevención, alivio o curación de enfermedades utilizando medicamentos homeopáticos.

“Actualmente, para tratar un problema de fertilidad se hace uso de técnicas de reproducción asistida. Sin embargo, aunque estas ayuden a conseguir el sueño del embarazo, se deben tener en cuenta otros factores vinculados con los estilos de vida: la obesidad, el tabaquismo, el alcoholismo, entre otras, ya que estas alteran los organismos reproductores”, explica Giovanni Casafranca Mendoza, especialista en reproducción humana de la clínica Oncogyn.

REDUCIR EL ESTRÉS

En muchos casos el estilo de vida, sumado a la ansiedad por lograr el embarazo, genera ciertas reacciones físicas y emocionales como el estrés, lo que ocasiona alteraciones hormonales. “Está comprobado que el estrés trae problemas de fertilidad, ya que activa la hormona cortisol (se libera como respuesta al estrés) que disminuye la ovulación. Los hombres tampoco se libran: el estrés puede influir negativamente en la calidad de su líquido seminal. Por tal razón, las terapias naturales son una buena opción de relajamiento y disminución de niveles de cortisol”, agrega el especialista.

La investigación presentada en el Congreso Nacional de la Sociedad Española de Fertilidad refirió que las técnicas son utilizadas por muchas parejas que ya se han sometido a tratamientos de fertilidad y buscan una alternativa complementaria en estas terapias. Asimismo, se pueden emplear para abordar algunas de las causas frecuentes de infertilidad, como los desarreglos hormonales, los trastornos ovulatorios, ovario poliquístico o baja calidad del semen.

Finalmente Casafranca recomienda que aunque esta técnica no es científica, no debe dejar de ser una opción para el cuidado de nuestra salud física y emocional. “Lo que se puede conseguir con estas terapias es que las pacientes se sientan tranquilas y seguras y aumenten su confianza, lo que permitirá afrontar mejor los problemas de fertilidad”, afirma el representante de la clínica Oncogyn.

CLAVES

Beneficios. Los bebés que reciben Reiki durante el embarazo son más tranquilos y equilibrados emocionalmente. De otro lado, no se han registrado efectos secundarios o dañinos para los infantes o la madre.

Progenitores. Con el objetivo de mejorar la fertilidad, se puede realizar acupuntura tanto en el hombre como en la mujer, optimizando así la calidad del esperma y de los óvulos.

Te puede interesar