30 de Enero de 2017 | 14:36 h

Aprende cómo reconocer una lesión sospechosa de cáncer de piel

Poder identificar los lunares que podrían ser indicaciones de cáncer de piel puede realmente salvar tu vida. Conoce cinco pasos para poder identificarlos.

Sepa cómo identificar el cáncer de piel observando sus lunares. Foto: Difusión

Sepa cómo identificar el cáncer de piel observando sus lunares. Foto: Difusión.

El sol es esencial para nuestras vidas, pero también implica muchos riesgos que pueden generar graves problemas de salud como el cáncer de piel. Los efectos que genera muchas veces no se observan de un día para el otro, pues el mayor daño a la piel empieza desde la niñez y la adolescencia.

PUEDES VER: Solo en Lima la Liga contra el Cáncer detecta 80 casos sospechosos en pacientes

Los efectos de la radiación solar son acumulativos, es decir, si uno no se ha cuidado adecuadamente en esta etapa en el futuro correrá el riesgo de padecer esta enfermedad.

“Es importante que la población desde la niñez y adolescencia tome las medidas de protección adecuadas contra los rayos UV y estén alerta ante la aparición de una mancha o lunar con ciertas características que podrían ser una señal de alarma. La inspección a su cuerpo debe ser exhaustiva y minuciosa para identificar la aparición de posibles lesiones sospechosas”, señala Gilmar Grisson, Cirujano Oncólogo de la Liga Contra el Cáncer.

De esta manera, en el marco del Día del Lunar que se celebra el 1er domingo de febrero, el especialista de la Liga Contra el Cáncer detalla la regla del ABCDE del lunar para detectar a tiempo posibles lesiones en la piel que podrían convertirse en cáncer:

A de Asimetría. Los tipos de cáncer de piel suelen ser asimétricos, de bordes irregulares y con variados colores, por lo que deben ser identificados como casos sospechosos si una mitad del lunar es diferente a la otra.

B de Borde. Todos los lunares deberían tener bordes regulares, sin embargo, la mayoría de los casos iniciales de cáncer de piel presentan bordes irregulares, difusos o poco definidos.

C de Color. Los lunares son homogéneos, de color marrón claro u oscuro. Los tipos de cáncer de piel que se encuentran en una etapa inicial tienen diversos colores y cambian de tono.

D de Diámetro. Los lunares deben tener un diámetro menor a 6 milímetros. Si estos miden más, podrían tratarse de un cáncer de piel, aunque también podrían ser de menor tamaño.

E de Evolución. El cáncer de piel muestra cambios en tamaño, forma, color, relieve y otros, como: sangrado, inflamación, enrojecimiento, endurecimiento y escozor. Esta es una de las características principales y determinantes para la detección temprana del cáncer de piel.

Finalmente, el doctor Gilmar Grisson, aconseja a la población en general a minimizar la exposición al sol, especialmente entre las 10 a. m. y las 3 p. m.; aplicarse bloqueador solar con un factor no menor a 30 SPF y cada 4 horas; usar prendas de vestir protectoras como sombrillas, sombreros, camisetas de manga larga, usar gafas de sol que absorban el 100% de las radiaciones ultravioleta y estar siempre alerta ante cualquier cambio o aparición de un lunar sospechoso.

Síguenos en Facebook