¿Sabes cuánta suciedad esconde el ombligo?

En el ombligo el sucio o "pelusa"  es inevitable.

21 Jul 2015 | 11:23 h

Tal vez ocurre que cuando te duchas no le prestas mucha atención a una parte de tu cuerpo. Y es que el ombligo es una parte pequeña que suele pasar que hombres y mujeres no hacen esa parte. 
 
 
Existen personas que no tienen que limpiarse el ombligo, mientras que otros sí, y diariamente. Se debe conocer dos datos sobre la suciedad que se forma en esa parte. 
 
La primera es que lo que se forma en el interior del ombligo recibe el nombre científico de “pelusa de ombligo”.
 
La segunda es que estas pelusas se forman en mayor cantidad en hombre peludos de mediana edad, y especialmente en aquellos que acaban de subir de peso recientemente.
 
Estas dos conclusiones llegaron los especialistas del estudio de la Universidad de Sydney, Australia, liderada por Karl Kruszelnicki.
 
El líder tiene un programa de radio en Australia y un oyente le realizó una pregunta sobre la suciedad, y Karl distribuyó un cuestionario por internet  con el fin de averiguar más sobre ese lugar que poco se mira.
 

Otra investigación

Pero Karl no fue el único investigar sobre la suciedad del ombligo. En el 2009 un científico de la Universidad Tecnológica de Viena llamado Georg Steinhauser difundió una hipótesis sobre el ombligo.
 
Por alguna razón Steinhauser recolectó la pelusa de su ombligo cada día durante tres años.
Aunque insiste en que su nivel de higiene personal es bueno, su ombligo se llena de pelusa invariablemente cada día.
 
En total el investigador recolectó 503 muestras de su ombligo, cuyo peso combinado no llegó ni a un gramo.
 
De media, cada muestra tuvo una masa de 1,82 miligramos, y la mayor de todas ellas pesó 9,17.
 
 
Por otro lado, Rob Dunn, investigador del departamento de biología de la Universidad de Carolina del Norte inició un proyecto llamado "Proyecto de diversidad del ombligo", donde se encargó de averiguar sobre los microbios que habitan en el ombligo.
 
En las 60 muestras que analizaron contaron al menos 2 368 especies distintas y sospecharon que tal número podría ser incluso mayor.
 
Pero la mayor parte de las bacterias que encontraron son bastante raras: 2 128 se hallaban presentes en los ombligos de tan solo seis personas. De hecho, la mayoría estaban en tan solo un individuo.
 
Aunque no había especies comunes a todos los individuos, ocho tipos distintos de bacterias estaban presentes en al menos un 70% de los participantes.
 
Estas ocho bacterias conformaban casi la mitad de todas las encontradas.
 
¿Por qué tal nivel de diversidad? Dunn sospecha que algunos de estos microbios se han adaptado a la vida en contacto con la piel humana, mientras que otro están simplemente de paso.
 
(BBC)
 

PUEDES VER EN TWITTER:

Te puede interesar