Reclaman a clínica por mala atención

El hijo de la paciente de 90 años hizo saber su queja mediante el Libro de Reclamaciones de la clínica Good Hope y espera el resarcimiento económico por lo que él considera  un daño corporal a su madre.  
 

18 May 2017 | 6:25 h

Alfredo Urrutia,  hijo de la paciente Carmen Alva Sanches de 90 años, presentó un reclamo a la clínica Good Hope por la escara que presentó en el área del coxis luego de salir de alta tras estar una semana internada en el centro privado de salud.  
 
 
Según lo comentado por la familia Urrutia, la señora presentaba una escara de menor tamaño antes de ser internada en la clínica, pero que luego se convirtió en una herida más grande tras la semana en la que fue atendida. 
 
"Reconozco que mi mamá tenía una escara pequeña que era controlada por las enfermeras particulares, que la cuidan durante su estadía en casa, sin embargo, cuando le dan de alta nosotros nos percatamos que mi mamá presentaba una escara de mayor tamaño y en peor estado", indicó Alfredo Urrutia a La República. 
 
Ante ello, el hijo de la paciente presentó un reclamo en la clínica Good Hope que consta en el Libro de Reclamaciones, en donde indica los daños que según él, se realizaron durante la estadía  de su madre cuando era atendida por úlceras por presión, pidiendo además que tras haber pagado alrededor de 12 mil soles por la atención y pagar mensualmente un seguro en la clínica, se tome en cuenta su pedido.
La respuesta de la clínica presentada durante el 27 de abril, comenta que la señora Carmen Alva Sanches de 90 años, fue internada desde el 2 de febrero y dada de alta el 6 de ese mismo mes encontrándose mejor de salud y sin ningún problema, además indicaron que no se responsabilizan por lo ocurrido afuera de la clínica, cerca de dos meses luego que fue dada de alta. 
 
 
"Durante su permanencia en el centro de salud no nos permitieron estar presentes durante los baños y limpiezas que realizaban a mi madre las enfermeras de la clínica, pero aún así por la confianza que teníamos en el centro de salud creímos que todo estaba en orden y que mi mamá estaba recuperándose  pero cuando fue dada de alta nos dimos con la sorpresa que eso no ocurría. Sé que es mi culpa haber esperado tanto tiempo para presentar el reclamo mediante el Libro de Reclamaciones,  sin embargo  nos dedicamos íntegramente el cuidado y mejoramiento de mi madre" comentó el hijo de la paciente de 90 años.  
 
Al tratar de comunicarnos con la clínica Good Hope, la señorita Wilmar Rumbos nos indicó que solo se le brinda la información a los pacientes y a los familiares directos, además de no brindar declaraciones a los medio de comunicación.  
 
La familia Urrutia solicita el resarcimiento económico por lo que  consideran  un daño corporal a la paciente de 90 años, durante la estadía en el centro privado de salud.  
 
(Información:  textos y fotos enviados por Alfredo Urrutia al WhatsApp de La República 941 000 000)

Te puede interesar