29 de Abril de 2017 | 12:20 h

Empresa minera Buenaventura ayuda a rehabilitar zonas afectadas por lo huaicos

La minera Buenaventura puso a disposición máquinas, vehículos y personal especializado para apoyar a la provincia de Lima.
En 25 días de arduo trabajo con diversas instituciones se logró habilitar los tramos Sayán–Churín y Churín–Oyón

En 25 días de arduo trabajo con diversas instituciones se logró habilitar los tramos Sayán–Churín y Churín–Oyón.

Ante el panorama desolador que se muestra en las provincias limeñas que se vieron perjudicadas por el fenómeno ‘El Niño costero’ diversas entidades públicas y privadas se hicieron para apoyar a los damnificados de esta parte del país.
 
 
La Compañía de Minas Buenaventura con sus unidades Mallay y Uchucchacua, se movilizaron por las diversas zonas de emergencia para apoyar no solo con maquinaria y personal en la rehabilitación de vías de acceso, sino también disponiendo de sus propios vehículos para transportar las donaciones que han ido llegando a los diversos centros de salud, así como para evacuar a enfermos, niños y ancianos, siempre en coordinación con la Policía Nacional, el Ejército peruano y las autoridades del sector Salud.
 
 
El 16 de marzo se iniciaron los trabajos para desbloquear las vías de la sierra de Lima, las cuales habían sido destruidas debido a las fuertes lluvias y a los huaicos devastadores, los cuales dejaron a miles de personas incomunicadas, sin posibilidad de acceder a alimentos, viviendas, salud y servicios básicos como luz y agua. 
 
Ante estas circunstancias ‘Buenaventura’ se puso a disposición de la Región Lima y la Provincia de Oyón, proporcionando recursos financieros, humanos y logísticos para poder rehabilitar las vías lo antes posible y volver a comunicar a las comunidades, caseríos y centros poblados de la zona, que clamaban por una ayuda oportuna y eficaz.
 
Además de los tramos ubicados entre los kilómetros 76 y 80 de la vía Sayán – Churín; Buenaventura brindó apoyo para habilitar los tramos de Pikunche, Mallay y Tectahuayin, los cuales ocasionaban paralizaciones diarias, generando retrasos a comerciantes, ganaderos, agricultores y pobladores en general.
 
(Información: textos y fotos enviados por un ciudadano  al WhatsApp de La República 941 000 000).

Síguenos en Facebook