Piden prisión para 7 policías por presuntas ejecuciones extrajudiciales

Duda razonable. Según la versión oficial, cuatro secuestradores cayeron muertos en un operativo en Chincha, pero el empresario plagiado afirmó ante las autoridades que los delincuentes fueron reducidos, lanzados al piso y que no hubo intercambio de fuego. El operativo lo dirigió el comandante PNP Raúl Prado Ravines.

4 Ago 2016 | 2:33 h

El 20 de setiembre de 2014, Josué Candiote Tornero, administrador de una empresa avícola, fue interceptado por cuatro sujetos cuando viajaba en una mototaxi con destino a su domicilio ubicado en el asentamiento humano Los Álamos, en el distrito de Pueblo Nuevo, en Chincha.

PUEDES VER: Joaquín Ramírez obligado a declarar origen de inmuebles en EEUU

Eran las 7 y 30 de la noche cuando Candiote fue obligado a subir a un vehículo.

El mototaxista Víctor Sotelo Quispe, testigo del episodio, denunció el hecho ante la comisaría de Pueblo Nuevo. Reveló que en el paradero de los mototaxis Josué Candiote le solicitó una carrera, pero que al llegar al domicilio aparecieron cuatro sujetos y se lo llevaron en un auto con dirección desconocida.

Sotelo además entregó un teléfono celular que Candiote había dejado en el asiento posterior. Minutos después, Zayda Candiote Tornero, hermana de la víctima, se presentó en la comisaría de Pueblo Nuevo y denunció que su hermano Josué Candiote había sido secuestrado.

La mujer aseveró que se enteró de esto por versión de un familiar que presenció los hechos.

Contradicciones

No había pasado ni media hora que se produjo el plagio cuando efectivos de la Sub Unidad de Acciones Tácticas (SUAT) y agentes de la Dirección de Inteligencia de la Policía Nacional (Dirin), encabezados por el comandante Raúl Prado Ravines, acribillaron a balazos a cuatro presuntos delincuentes en el interior de un terreno baldío ubicado en el distrito de Grocio Prado, a 20 minutos de Chincha.

Los fallecidos fueron identificados como Jesús Tolentino Gutiérrez, Elmer Cortez Hinostroza, Iván Casas Rivas y Giancarlo Mendoza Arévalo. Este último falleció al llegar al hospital de Chincha.

A los pocos minutos llegaron al escenario agentes de la División de Investigación de Secuestros de la Dirincri, al mando del coronel PNP Manuel Roncalla. Pero todo ya estaba consumado.

Según las investigaciones posteriores, los policías dirigidos por Prado Ravines habían llegado horas antes a Chincha, y sin embargo, nunca comunicaron lo que iban a hacer al fiscal de turno. ¿Cómo supieron estos efectivos que se produciría el secuestro de Candiote y llegaron de Lima a Chincha con tanta rapidez?

El ministro del Interior de entonces, Daniel Urresti Elera, viajó hasta Chincha y en declaraciones a la prensa dijo que la policía había tenido una reacción inmediata y que se había enfrentado a delincuentes fuertemente armados y que, lamentablemente, perdieron la vida.

Minutos antes el comandante Raúl Prado Ravines había relatado a Urresti los pormenores del supuesto enfrentamiento armado con una banda de delincuentes. Urresti no había recibido la información correcta.

Según una filmación difundida por la policía, el comandante Raúl Prado le dijo a Urresti: “(...) Lo han traído (al plagiado) a un lugar donde estaban patrullando (los policías), han abierto fuego y se ha liberado al secuestrado. Él (Josué Candiote) indica que le estaban pidiendo clave de una bóveda y las llaves y que iban a ir a Cañete para sacar un monto (...)”.

Sin embargo, la versión fue descartada por Josué Candiote, quien reveló que ni bien llegó al lugar donde lo condujeron los secuestradores, los policías redujeron a los delincuentes y los obligaron tirarse al piso.

“Todos estaban en el suelo y los que dispararon fueron los policías (...). Luego un policía uniformado me ató las manos con un cintillo y me dijo que era por mi seguridad”, relató Josué Candiote ante la fiscal Amanda Oróz Márquez, titular de la Primera Fiscalía Provincial Penal Corporativa de Chincha.

De los seis presuntos casos de ejecuciones extrajudiciales, el incidente de Chincha es el que más ha avanzado en términos de investigación. La fiscal Oróz ha solicitado la detención de un oficial y seis suboficiales por presuntos delitos de lesa humanidad.

Pericias que hablan

La manifestación de Josué Candiote coincidió con el resultado de las pericias de balística forense. Los impactos de bala que presentan los fallecidos Jesús Tolentino Gutiérrez, Elmer Cortez Hinostroza, Iván Casas Rivas y Giancarlo Mendoza Arévalo tienen una trayectoria de arriba abajo, de adelante hacia atrás y viceversa, a una distancia no menor de 50 centímetros.

Aparentemente son señas de ejecuciones.

Otra pericia de absorción atómica que se aplicó a los delincuentes determinó que nunca dispararon. Quiere decir que no utilizaron sus armas, por lo que se descarta un enfrentamiento, como señaló el comandante Raúl Prado.

El 3 de marzo de este año, la fiscal Amanda Oróz abrió investigación por el delito de homicidio calificado al capitán PNP Mario García Chávez y a los suboficiales Hayro Castillo Gómez, Walter Quiñónez Loayza, Miguel Espinoza Toribio, Jonattan Ramírez Grández, Jorge Requejo Carranza y Teófanes Sánchez Lizarme.

El 25 de julio, Oróz solicitó ante el Juez de Investigación Preparatoria de Chincha la detención preventiva por 9 meses de los policías que participaron directamente en el presunto asesinato de los secuestradores.

Según fuentes de la Fiscalía de Chincha, Amanda Oróz solicitó el testimonio del comandante Raúl Prado Ravines para que declare sobre su participación en el operativo que acabó con la vida de cuatro delincuentes.

El comandante Raúl Prado Ravines ha negado este y otros hechos (ver recuadro).

Tanto el Ministerio Público como la Fiscalía de Crimen Organizado investigarán los casos de presuntas ejecuciones extrajudiciales.

Raúl Prado Ravines: “Como comandante de inteligencia no he participado directamente”

El periodista de Latina Christian Acosta entrevistó al comandante Raúl Prado Ravines.

Siendo que la policía planea, tiene previsiones antes de dar estos golpes, ¿por qué no había presencia de fiscal en ninguno de los operativos donde resultaron abatidos los delincuentes?

Yo soy un nuevo agente de inteligencia que da información a las unidades especializadas, pero la información a veces no es exacta. Por ejemplo, no se sabe el lugar exacto de los operativos, no se saben las horas exactas. El tema de planificación, el tema de comunicación al Ministerio Público, lo ve la Unidad Especializada que está a cargo.

¿No hubo presencia fiscal en ninguno de los operativos?

De lo que tengo conocimiento, sí ha habido, posteriormente (a los hechos). Acá se me cuestiona por operativos donde supuestamente hay abatidos, pero esa muestra es tendenciosa, no es una muestra real.

Usted estuvo en algún momento designado también a colaborar con la Dircote. ¿Cómo así usted colabora con la Dircote y termina estando presente en un operativo contra la delincuencia común en Chiclayo?

Recibo la disposición de la dirección de llegar a la Dircote mediante una resolución de mis jefes, de los generales.

¿Para el caso de Chiclayo los delincuentes abatidos tenían alguna relación con terrorismo?

Eran delincuentes comunes, pero le explico el contexto. Nosotros fuimos convocados a la Dircote para realizar acciones de inteligencia para combatir el crimen organizado, pero es en esas circunstancias que se desarrolla la labor en Chiclayo.

Las pericias balísticas, que también entiendo se han hecho varias de estos operativos, muchas muestran disparos por la espalda, de arriba para abajo. ¿Esto cómo podrían ustedes explicarlo?

No podría afirmar porque como comandante de inteligencia no he participado directamente en estas actividades.

¿Pero usted estuvo presente en los operativos?

He estado presente para cubrir la información. Porque yo tengo que hacer notas de información e informar a mi comando.

¿Por qué entonces usted recibe un ascenso por acción distinguida cuando entendemos que esta figura aplica para policías que han puesto en riesgo su vida en medio de un enfrentamiento?

En el caso de Chiclayo, donde fuimos expuestos, está en el informe, cuando llegamos en el grupo combinado fuimos atacados con armas de fuego, dispararon. Yo me he parapetado y he defendido mi vida, nada más.

¿Entonces para ese caso sí tuvo usted acción directa en el operativo, para el caso de Chiclayo?

Claro, en el caso de Chiclayo, sí estuve ahí.

Te puede interesar