Julio Guzmán: "Si el pueblo no quiere no se impondrán los proyectos mineros"

Julio Guzmán Cáceres. Candidato presidencial de Todos por el Perú habla sobre el futuro de los proyectos mineros en el Perú y rechaza ser el candidato del gobierno.

29 Feb 2016 | 6:15 h

El candidato de la “ola morada” aceptó dialogar con La República en Ayaviri, en la provincia de Melgar, luego de dos días de recorrido por distintas provincias de la región altiplánica. Guzmán habló sobre el futuro de los proyectos mineros en el Perú y rechazó ser el candidato del gobierno.

PUEDES VER: Mario Vargas Llosa pide a los electores no votar por Alan García

¿Qué impresión le deja su gira por Puno, y el sur peruano?

-Me sorprendió dos cosas. Primero la cantidad de gente. Nosotros sabíamos que estábamos creciendo pero no cuánto. Segundo, el cariño de la gente.

-La última encuesta de CPI lo coloca en el segundo puesto con 18.3%. 

Los peruanos ya no se dejan manipular como antes. Todo el mundo sabe de todos. Sabe cuándo los ataques son ciertos y cuando no. En segundo lugar, me alegra que hemos crecido bastante.

-¿Pero no cree que la mediatización sobre si se acepta o no su candidatura, lo ayuda bastante? 

La verdad, no lo sé. Nunca lo sabremos. Pero si tú me preguntas si yo hubiese querido estar en esta situación, te respondería que no. 

Pero eso abre la posibilidad de advertir que detrás hay una campaña bien montada para beneficiarlo a usted y desplazar a los demás candidatos.

-Tantas historias se tejen, pero la verdad no les hago caso.

-¿Qué hace Julio Guzmán, para que la campaña sea una campaña de propuestas?

-En realidad comenzó así. Nuestra campaña se distinguió de los demás porque de lo único que yo hablo, es de propuestas. (…) Me concentré solo en ellas. Tenemos un plan de gobierno de 242 páginas que están llenas de propuestas.

- Cómo Julio Guzmán, le asegura a Puno y al sur del país, que se le va asegurar sus derechos y recursos naturales?

-Con propuestas concretas. Primero la descontaminación del Lago Titicaca y los daños por la minería informal.

-Los recursos naturales no solo están referidos a la minería informal, sino también a quién les permite explotar los recursos del subsuelo, y ahí se requiere transparencia.

-Creo que antes de explotar es la gestión de la conflictividad. Muchos creen que los conflictos sociales siempre se deben a la misma causa, pero no es así. Cada conflicto es distinto. Hay comunidades que no están interesadas en los derechos del subsuelo. Hay otras, que no quieren el proyecto minero y otros sí quieren minería. Crearemos el Sistema Nacional  de Gestión de Conflictos Sociales. 

Pero hay comunidades que no quieren ningún proyecto minero.

En ese caso lamentablemente el Estado no puede imponer ningún proyecto a los peruanos. La vida de ningún peruano, vale ningún proyecto. Pero soy optimista porque he revisado las estadísticas. De todos los proyectos, solo el 6 % tiene conflictos sociales.

¿Cajamarca, ha dicho Conga no va, respetará la decisión?

Yo lo que creo es que hay un problema de credibilidad al igual que Tía María. Un nuevo gobierno tiene que hacer  el intento por construir confianza. Si ese proceso de esfuerzo,  de diálogo, al final resulta, qué bueno. Y si no, el Estado no lo va imponer. 

-¿Y sobre Tía María?

-Igual. Iremos a un proceso de diálogo, que creemos que sí lo vamos a lograr. Pero en el caso que no se pueda lograr a mí no me parece sensato que venga el Estado a imponer por la fuerza  lo que los peruanos no quieren (…)

-¿A quiénes se refiere cuando habla de dinosaurios?

-El dinosaurio es un estado mental. Significa tener una mentalidad del siglo XIX. Una persona que cree que el Perú se desarrollará sobre la base de los recursos naturales. De pensar que la gran inversión en la extracción, es lo que va a llevar al futuro. (...) Esos son dinosaurios. Los valores del siglo XXI son la educación y el respeto a los valores de todos.

-¿Pero es consciente que si es elegido también va gobernar con las leyes y formas de gobierno de los dinosaurios?

-El 100 % de la clase política no son dinosaurios (…).

-¿Con qué respaldo social pretende hacer cambios que el Perú profundo espera.

-Los políticos han cometido un gran error al subestimar la movilización social. Las grandes reformas no solo la pueden obtener en diálogos en el Congreso, sino también movilizando a las personas.  (…) En el Perú, el candidato llega al poder y se olvida de sus bases. 

-¿Qué hará cuando ese gran debate  demande la renegociación del contrato del gas? 

- Escuchar y dialogar, que es algo que en el Perú, no se hace.

-¿Usted está de acuerdo con la renegociación del contrato del gas de Camisea?

 Yo soy de la posición que el Perú cuando firma cualquier acuerdo, tiene que respetarlo, así el acuerdo no sea bueno, porque  tiene que respetarlo porque tienes que mostrar al mundo que tu eres un Estado serio. A eso, hay dos excepciones. Una, es cuando las dos partes se benefician. La otra excepción, es cuando alguna cláusula del contrato no se cumple. El gas de Camisea, para mí, está dentro del primero de los casos. Por eso estamos a favor.

-¿Revisará el contrato del gasoducto del sur?

-Hay un tema bien particular y es la posibilidad que el proyecto no pueda ser financiado. Y ahí en la cláusula del propio contrato, te dice que el Estado, tiene otras salidas. Nuestro equipo de gobierno nos dará la salida para ver las soluciones más viables.

-¿A usted qué lo diferencia de los demás candidatos?

-Primero nuestro enfoque. Nosotros tenemos un enfoque de modernidad, de progreso, que te dice que la única forma de progresar es con una revolución educativa. En los últimos 30 años nos hemos concentrado en la industria extractiva, creyéndonos que eso nos va ha llevar al progreso. 

-¿No cree usted que eso lo tiene que obligar a precisar si ideológicamente está acorde con la política neoliberal del fujimorismo?

-No. Nosotros somos una propuesta de centro, equilibrada. El punto medio.

-¿Qué es el punto medio cuando hay que hablar de los recursos del Estado?

-Yo creo que los de la extrema izquierda están equivocados cuando creen que la fricción social del Perú, es la lucha de clases y los de extrema derecha también están equivocados. Yo creo que la gran fricción social del Perú, ahorita, es una enorme masa emergente que no encuentra un espacio en nuestra sociedad. 

-¿Es usted candidato del gobierno?

-Por el amor de Dios, tantas veces hemos respondido a esos ataques. La verdad ya no estoy sorprendido de las cosas que hacen y crean. 

-No ha quedado claro cómo llegó al gobierno y eso fortalece la idea que es usted es candidato encubierto del gobierno..

-Es que a veces los medios quieren entender lo que quieren. (…) Mi llegada al gobierno fue como un técnico. Cuando el presidente Humala gana las elecciones no tenía cuadros técnicos y pide al BID asistencia técnica y así llego a ayudar en la transición. Kurt Burneo, me ofrece ser viceministro. Luego Juan Jiménez, me invitó a ser parte de la PCM.  

Te puede interesar