Dirigentes fujimoristas no se arrepienten de atacar a ciudadanos y periodistas

Luego de que Keiko Fujimori tratara de justificar agresiones de sus dirigentes en Arequipa, su jefe de campaña, Pier Figari, insistió sin mostrar pruebas en que los manifestantes eran senderistas. Arequipeños están molestos.

15 Feb 2016 | 2:07 h

El dirigente fujimorista Pier Figari declaró ayer que no se arrepentía de llamar “terroristas” a un grupo de arequipeños que protestaba contra Keiko Fujimori en el aeropuerto de la Ciudad Blanca, el jueves.
 
 
Como se sabe, el jefe de campaña de Fuerza Popular aparece en un video atacando a ciudadanos y a un periodista.
 
“No voy a arrepentirme de usar el término ‘terrorista’”, dijo en Canal N. “Terrorista es todo aquel que siembra el terror y eso estaban tratando de hacer esas personas”, alegó.
 
Sin embargo, en el video se ve a Figari diciendo “Sendero Luminoso” mientras señala a quienes protestaban. También se le ve empujando con la cabeza a un camarógrafo de televisión que grababa las agresiones de los fujimoristas.
 
En la escena aparece también el congresista Joaquín Ramírez, secretario general de Fuerza Popular, corriendo tras un ciudadano que registraba con su celular los ataques del entorno de Keiko Fujimori.
 
Más tarde, en el mismo canal, José Chlimper, candidato a vicepresidente del partido fujimorista, dijo que Figari y Ramírez reaccionaron después de recibir escupitajos y empujones. Figari también afirmó que le escupieron.
 
“Hago mía su indignación. Salieron a defenderse”, manifestó sin mostrar evidencia alguna. En el video no se ven estas supuestas agresiones.
 
Nelson Aguilar, arequipeño que vio los hechos y compartió fotos en internet, negó la versión de Figari y Chlimper.
 
“(Los que protestaban) no escupían ni empujaban, solo hablaban contra Keiko. No eran muchos, más eran señoras, se veía que era algo espontáneo. Los fujimoristas eran como 50. Allí había policías y no hacían nada porque no era protesta violenta”, contó.
 
Aguilar dice que los dirigentes fujimoristas empezaron a atacar. “Fui a acompañar a un familiar y me llamó la atención el hombre de verde (Figari). Empujó a una señora y la quería llevar a un lado. Allí empezó la agresión”, aseveró.
 
En Canal N, Figari sugirió que la protesta había sido organizada por el empresario arequipeño Freddy Lozano, porque no entró a la lista de candidatos fujimoristas. Alegó que el camarógrafo al que empujó con la cabeza trabaja en una televisora de este empresario.
 
Lozano rechazó esta versión, así como las agresiones.
 
“Ha sido un atentado contra la libertad de expresión. Me solidarizo con el señor afectado. Estos actos bochornosos el Perú los juzgará. En Arequipa no somos terroristas, sino personas que queremos dignidad y decencia”, señaló Lozano.
 

No quedaría impune

El Tribunal del Pacto Ético del JNE tomaría cartas en el asunto hasta evidenciar la falta.
 
“Es muy seguro que llegará al tribunal y nos abocaremos. No puedo adelantar opinión, pero señalaremos si violentan el Pacto para que los ciudadanos decidan”, explicó su presidente, Walter Gutiérrez.
 
Max Obregón, decano del Colegio de Periodistas del Perú, lamentó que sean dirigentes quienes hayan encabezado esas acciones y que la lideresa del partido trate de justificarlo. Como sabemos, la propia Keiko Fujimori ha tratado de justificar las acciones de sus dirigentes, pese a la evidencia.
 
“Los militantes dirán ‘si las cabezas nos respaldan, actuemos así’. Los periodistas no somos culpables de que los candidatos tengan rechazo”, dijo sobre el ataque al reportero.
 
Bernardo Roca Rey, presidente del Consejo de la Prensa, resaltó que estos hechos no deben quedar impunes. “Estamos a disposición de los periodistas maltratados para tomar acción inmediata”, declaró.
 
El presidente del Instituto Prensa y Sociedad, Augusto Álvarez Rodrich, dijo que los “propios líderes políticos deben llamar a la calma para no perjudicar el trabajo de la prensa”. Como vemos, los líderes fujimoristas no lo ven así.
 
El abogado Carlos Rivera, coordinador del Instituto de Defensa Legal, consideró que en este caso se puede denunciar a Figari de difamación por haber llamado “terroristas” a los arequipeños que rechazaron a su candidata.
 

Chlimper admite vacíos en reporte a ONPE y 32.650 dólares sin justificar

José Chlimper, candidato a vicepresidente, contradijo a Keiko Fujimori, quien afirmó que uno de los más importantes donantes de dinero a la campaña, LVF Liberty Institute, era una organización no gubernamental. Precisó que era una empresa de peruanos constituida por José Luna Frisancho en Delaware, Estados Unidos, y que esa era una modalidad normal para aportar fondos.
 
“Sí, tenemos aportes de empresas extranjeras, como esta de Delaware (LVF Liberty Institute), que busca fondos en EEUU”, dijo, y alegó que La República la tipificó como “offshore”, pero la denominación la hizo la ONPE.
 
Admitió que la ONPE ha hecho cuatro observaciones al informe financiero de Fuerza Popular, y que aún tienen por justificar el monto de 32.650 dólares.
 

Reacciones

“Deben recapacitar. Es grave decir a un grupo de ciudadanos ‘terroristas’. No lleva a nada bueno. En Arequipa, queremos democracia”
- Víctor Cadenas. Vicegobernador de Arequipa.
 
“Decimos a la señora Fujimori que los arequipeños no somos terroristas ni de Sendero Luminoso, como se nos ha dicho... Le decimos que vea el video”
- Ana María Solórzano. Congresista nacionalista.

Te puede interesar