ONPE con las manos atadas para impedir aportes offshore

Ley insuficiente.  La norma tiene resquicios que permiten a partidos no transparentar sus aportes. El caso de LVF Liberty Institute evidencia las limitaciones de la ONPE para corroborar aportes realizados desde corporaciones en paraísos fiscales. 

6 Feb 2016 | 2:44 h

Debido al vacío legal existente, cualquier partido político puede beneficiarse de aportes realizados desde un paraíso fiscal en el extranjero y, así, evitar consignar el origen del dinero. 
 
 
Tras el reportaje de La República que evidenció cómo se constituyó ad hoc una corporación en el Estado de Delaware (EEUU) para derivar fondos a la campaña de Keiko Fujimori sin consignar los verdaderos aportantes, la Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE) admitió que no es ilegal y que el proceso de verificación según la ley acaba tras comprobar que el aporte fue bancarizado por la entidad consignada por el partido político. 
 
Luis Barboza Dávila, Jefe del Área de Verificación y Control de Fondos Partidarios de la ONPE, explicó que Investigar cúal es el origen de ese dinero y quiénes son sus verdaderos aportantes excede de sus funciones.
 
Informó que la acción de verificación realizada por la ONPE en este caso ha sido escribir una carta a la dirección postal consignada por LVF Liberty Institute en Dallas (Texas), y que solo les queda esperar su respuesta también por carta. 
 
Esta corporación fue constituida en Delaware, un estado que permite abrir entidades legales solo a nombre de un apoderado, pero la sede consignada ante la ONPE fue la dirección del apartamento en Dallas (Texas) de su apoderado legal.  
 
El apoderado, Carlos Luna Frisancho, confirmó a La República representar a esta entidad legal, pero negó que los aportes fueran suyos. Dijo que pertenecían a "allegados" que querían mantener su nombre en reserva. 
 
A su vez, Carlos Luna es de forma individual uno de los principales aportantes de Fuerza Popular. Desde 2011 ha transferido al partido casi medio millón de soles. 
 
"Nosotros tenemos registrada una entidad pero nuestras facultades no van más allá", declaró Luis Barboza, el representante de la ONPE.  "Si lo etiquetamos como fiscalización tendríamos que pensar en levantar secreto bancario y otros aspectos que no son de nuestra incubencia.
 
Nuestra competencia es verificar si la organización política ha cumplido con todos los elementos que comprueben el ingreso". 
 
Barboza informó que este aporte, al igual que todos aquellos que exceden los 5,000 soles, han sido derivados a su vez a la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) para que sean auditados.  
 
Mäximo Gallo, ex  Gerente de Supervisión de Fondos Partidarios de la ONPE, reconoció que el caso de la corporación, LVF Liberty Institute evidencia que "la norma tiene resquicios que permiten a las organizaciones políticas hacer fraude de manera legal". 
 
"La ONPE no tiene elementos para decir que esta empresa es ilegal", reconoció Gallo. "La clave es cruzar información con otras entidades del propio Estado interesadas en definir si hay lavado de dinero, como la Unidad de Inteligencia Financiera y el Ministerio Público". 
 
Para el ex gerente de la ONPE, quien además elaboró el primer reglamento al respecto, la clave es la coordinación interinstitucional del Estado. 
 
 "Como Estado tenemos que estar preocupados en el tema porque esto es una alerta", calificó. "El constituir corporaciones en el extranjero para derivar aportes no puede generalizarse. Si la ley no es eficaz, hay que cambiarla". 
 
Para el ex procurador Luis Vargas Valdivia, la función de la ley es hacer transparentes los aportes para evitar la instromisión en la campaña de dinero de procedencia ilícita. 
 
"La ONPE lo que debería hacer es convocar a Keiko y exigir que identifique debidamente a esta persona jurídica.", consideró. 

Pacto ético

Walter Gutiérrez, presidente del Tribunal de Honor del Pacto Ético Electoral, se excusó de opinar debido a su cargo. 
 
Pero quiso recordar que uno de los principales compromisos del Pacto Ético Electoral es la transparencia económica. "Los partidos que han firmado el pacto  se han comprometido a la transparencia y a la legalidad de los fondos", enfatizó. 
 
"El pacto ético es para todos los candidatos y partidos, y nadie tiene corona", sentenció. 

Padre del apoderado de LVF también es aportante 

Carlos Luna Venero, padre del apoderado de LVF Liberty Institute, también figura como uno de los principales aportantes de la campaña de Keiko Fujimori en 2011. 
 
Según los informes consignados por el fujimorismo ante la ONPE, Luna Venero donó 64,802 soles a la entonces agrupación Fuerza 2011 durante los meses de abril y mayo de 2011. 
 
Este aporte realizado por Luna Venero, al igual que los aportes realizados por su hijo, forman parte de los montos donados a Fuerza Popular que son investigados por la Fiscalía de Lavado de Activos  
 
La República se comunicó con Luna Venero y admitió el aporte al partido fujimorista en 2011. Pero negó que haya participado en la constitución de LVF Liberty Institute. 
 
Su hijo, Carlos Luna Frisancho, además de ser el apoderado de esta entidad legal, fue el cuarto mayor aportante a la campaña de Fuerza 2011. Adicionalmente, es un aportante periódico del fujimorismo. En total, desde 2011 ha donado 434,988 soles a ese partido. 
 
La República se puso en contacto con Fuerza Popular para conocer su versión respecto a los aportes de LVF, pero no recibió respuesta.  

Te puede interesar