Fernando Olivera: “Reemplazaré al Consejo Nacional de la Magistratura por un órgano externo”

Fernando Olivera Vega. Candidato presidencial por el Frente Esperanza.

30 Ene 2016 | 2:47 h

Para enfrentar a la corrupción, Fernando Olivera plantea reformas constitucionales con el fin de "limpiar" el Poder Judicial, la Fiscalía, la Procuraduría y la Contraloría. Propone empoderar a la población en fiscalización de autoridades. Señala que la Constitución otorga mecanismos de democracia directa, que las ejercerá.
 
 
¿Qué mecanismos implementará para atacar la corrupción en la administración pública? 
 
El 28 de julio proclamaré la guerra contra la corrupción y la impunidad. Desde el Frente Esperanza planteamos una reforma radical en el Poder Judicial, Fiscalía, Procuraduría y en la Contraloría. Lo primero es vacar al Consejo Nacional de la Magistratura (CNM). Emplazaré al Congreso a vacarlos por incapacidad moral. El 28 de julio convocaré a un referéndum para que sesenta días después el pueblo se pronuncie. Parte esencial de mi gobierno van a ser las consultas directas a la población y que el pueblo fiscalice a las autoridades. 
 
Pero para eso se requiere cambiar la Constitución.
 
Tengo un paquete de 15 reformas constitucionales que serán sometidas a referéndum.  El Congreso tendrá un plazo porque reformar la Constitución tiene dos mecanismos constitucionales: o en dos legislaturas consecutivas con dos tercios de los votos o en una legislatura con la voluntad del pueblo mediante referéndum. 
 
¿Qué va a hacer con el Consejo Nacional de la Magistratura? 
 
Va a desaparecer. Y lo voy a reemplazar por órganos de control externo, es decir, el pueblo fiscalizará directamente a los jueces y a los fiscales en instancias ajenas a la magistratura. Los jueces serán nombrados por el Poder Judicial y por el  Ministerio Público. La actual forma de nombramiento no funciona. Yo propondré unos jurados de honor por una sola vez para que nombren a la nueva Corte Suprema y a los nuevos fiscales supremos. Mi propuesta será consensuada con la sociedad civil. Esa nueva Corte Suprema y esa nueva Junta de Fiscales Supremos van a hacer una ratificación extraordinaria de vocales y jueces y así se hará una limpieza en el sector. 
 
Usted ha hablado de un sistema de jurados...
 
El pueblo, a través de representantes que tienen un grado aleatorio, constituirá un jurado que escuche hechos, pondere y evalúe las pruebas en casos de corrupción, y que ofrezca un veredicto. Habrá jurados en todo el Perú y las apelaciones podrán ser resueltas en una instancia superior.

 
¿Esto significa que habrá procesos sumarios? 
 
Si. Habrá una reforma legal  para que no se dilaten más los juicios por corrupción. Además, otra ley que prohíba el abuso del hábeas corpus. También se prohibirá la prescripción de delitos de corrupción. Se fugan como Alan García o como las tías de Keiko Fujimori, que están financiando su campaña. Y, por cierto, hay temas sospechosos dentro del lavado de dinero de Fujimori. 
 
¿Cuáles?
 
A Keiko le preguntaron si su padre ya estaba divorciado de Satomi Kataoka, la japonesa ligada a la mafia, y ella dijo que no. Dijo que el hijo de esta mujer visita a Fujimori con cierta frecuencia. Eso suena a que es uno de los agentes del lavado de dinero. Además, hoy me llegó un informe sobre la última emergencia que habría tenido Alberto Fujimori y que obligó a llevarlo a la clínica Peruano Japonesa. Hasta el sótano del lugar habrían llegado cuatro japoneses que hablaron en japonés con Alberto Fujimori, Keiko y Kenji por una hora. 
Desde la academia han señalado que las propuestas de los candidatos no son sistémicas sino intuitivas...
 
Yo respeto a los teóricos de la lucha anticorrupción, a los que les gusta teorizar. Yo soy un hombre de acción y tengo ejecutoria en esto desde los 21 años. Una cosa es gobernar y otra cosa es teorizar. Ojalá esos teóricos puedan incorporarse a la lucha anticorrupción activa. 
 
¿Usted se atrevería a cerrar el Congreso?
 
Soy un demócrata, pero la democracia no es debilidad. Yo le planteo al Congreso las reformas constitucionales ilegales que son indispensables, si el Congreso no lo quiere hacer o las quiere neutralizar, debo hacer cuestión de confianza, es mecanismo constitucional. Otorongo no come a otorongo, pero no saben que hay el mecanismo de consulta, el referéndum. Ahora, si incurre en dos censuras al gabinete al negarnos las medidas y hacemos cuestión de confianza, entonces se convoca a nuevas elecciones, ese Congreso se va a su casa. Me preocupé en la Constitución de 1993 de colocar mecanismos de democracia directa. Yo estoy dispuesto a ejercerlos para que el Perú gane.

 

Te puede interesar