Alianzas electorales y planchas ‘sui genéris’ que no terminan de encajar

Campaña. Polítólogos consideran que últimas alianzas responden a uniones por interés y conveniencia más que por materias programáticas.

26 Dic 2015 | 3:19 h

Quizá los dos casos que han generado mayor polémica en el arranque de la campaña electoral son la voceada alianza entre los otroras contrincantes, Partido Aprista y el Partido Popular Cristiano (PPC) y la incorporación de la ex alcaldesa  de Lima Susana Villarán en la plancha del Partido Nacionalista. Más allá del impacto inicial, expertos apuntan que estas uniones 'sui géneris' se dan más por conveniencia que a un interés programático.
 
En opinión del politólogo Martín Tanaka, lo que hemos visto estas semanas responde a "una necesidad de sobrevivencia" de los partidos y a las "ansias de figuración"  que incluso han llegado a generar "malos cálculos políticos".
 
"El caso del PPC-APRA es una decisión institucional de dos partidos, a diferencia de otros personajes. Este es un matrimonio por conveniencia", enfatiza.
 
Explica que por un lado García necesita apoyo en su campaña electoral que no levanta –según las últimas encuestas se encuentra en el cuarto lugar de las preferencias electorales–, mientras que el PPC tenía la necesidad de una alianza para mantener la inscripción del partido.
En contraparte, afirmó que la candidatura del nacionalismo es todavía más penosa.
 
"Primero el candidato era Daniel Urresti, luego ya no. Después Milton Von Hesse y finalmente de nuevo Urresti y en medio de esto aparece Susana Villarán que estoy seguro que no le sumará nada a esta postulación", precisó al remarcar que con esto la ex alcaldesa ha destruido la poca credibilidad que mantenía.
 
En las elecciones generales del 2011, el Partido Aprista no presentó candidato y solo lista congresal. Mientras que en el caso del PPC, este participó en la denominada Alianza por el Gran Cambio de Pedro Pablo Kuczynski, que la conformaron también el Partido Humanista, Restauración Nacional y Alianza por el Progreso. Alianza que se diluyó posteriormente en el Congreso.

Advierte posible fragmentación

El director de la Escuela de Gobierno PUCP, Carlos Alza, puntualizó que hoy los partidos dejaron de aliarse por temas programáticos y son solo electoreras para llegar al poder. "Lo programático permitía tener objetivos conjuntos, obras", dijo.  Ahora la idea es llegar al poder y luego ya vemos", agregó.
 
A su juicio, lo que está sucediendo en este proceso electoral es similar. Advirtió que esto es peligroso porque luego el Congreso se fragmenta y puede generar problemas de gobernabilidad. "Esto evidencia que el afán de tener el cargo es más importante que el servicio público", precisó.

 

Te puede interesar