Equipos del PPC y APRA ya trabajan juntos hacia el 2016

Primeros pasos. Los partidos que forman la Alianza Popular mantienen una serie de reuniones permanentes. Mientras tanto, Lourdes Flores y Alan García aparecerán juntos por primera vez este jueves para presentar un libro. 

16 Dic 2015 | 4:40 h

Los equipos del APRA y del Partido Popular Cristiano (PPC) ya actúan en función de la campaña electoral. 
 
Ya son varias las reuniones que han tenido los dirigentes de ambos partidos en la casa del presidente pepecista Raúl Castro Stagnaro, pero también en la sede de la Escuela de Gobierno de la Universidad San Martín (donde Alan García suele despachar) o en algún hotel limeño. 
 
 
De acuerdo con asistentes a esas citas, los primeros encuentros resultaron ser "algo tensos", sobre todo por las conversaciones para definir el porcentaje que le corresponderá a cada agrupación en la conformación de las listas de postulantes al Congreso.
 
Según lo que ha podido averiguar este diario, el 60% sería asignado a candidatos del APRA, el 30% a los del PPC y el 10% restante iría a los representantes de Vamos Perú, el partido del alcalde del Callao Juan Sotomoyor, y tercera pata de la alianza inscrita el último sábado ante el Jurado Nacional de Elecciones. Cada uno tendrá derecho a un porcentaje de invitados, de acuerdo con la ley de partidos vigente.
 
Resuelto este primer escollo, el ánimo entre los militantes de ambos partidos ha mejorado bastante.  
 
Por el lado aprista, si bien los contactos iniciales estuvieron a cargo del legislador Javier Velásquez Quesquén y los secretarios generales Omar Quezada y Jorge del Castillo, las coordinaciones se han extendido a los demás miembros de la comisión política. 
 
De la orilla pepecista, han estado presentes en las reuniones, además de Castro Stagnaro, el secretario general Rafael Yamashiro y el congresista Juan Carlos Eguren.
 
Producto de esas negociaciones se creó el diseño del logo de la alianza, con el mapa del Perú de fondo y la estrella aprista y las siglas PPC en un primer plano. De ahí también surgió el nombre de Alianza Popular para bautizar el acuerdo, aunque la primera opción fue Unidad Popular.
 
"Digamos que nosotros hemos estado haciendo los primeros papeleos (para la inscripción formal ante el JNE)", señaló a La República un dirigente que ha estado presente en las conversaciones. 
 
En paralelo, el PPC ha puesto en marcha, por orden de Lourdes Flores, a sus equipos técnicos por sectores. Se espera que las propuestas que de allí puedan nacer se junten con las sugerencias apristas en un único documento que sirva como plan de gobierno.   
 
Como es de suponerse, García y Flores conversan en forma permanente, ya sea en persona o por teléfono. 
 
Mañana, jueves, ambos líderes aparecerán por primera vez juntos desde que se oficializó la alianza. ¿El motivo? La presentación en el teatro Mario Vargas Llosa, de la Biblioteca Nacional, del libro escrito por Flores titulado "Economía social de mercado: presente, pasado y futuro". 
 
Según la esquela de invitación, García y Flores dialogarán sobre el modelo económico consagrado en las constituciones de 1979 y 1993.

 

Discrepancias

 
Si bien se busca dar una imagen hacia afuera de unidad, se sabe que en ambos partidos (sobre todo en el PPC) las discrepancias internas persisten a raíz de la decisión adoptada. 
 
Estos cuestionamientos, en el PPC, llevan nombre propio. Los congresistas Marisol Pérez Tello y Alberto Beingolea, cercanos a Flores, y parte del sector que se ha opuesto con fervor a la dirección partidaria de Castro Stagnaro, han decidido no opinar sobre el nacimiento de Alianza Popular. 
 
Los dos nunca estuvieron de acuerdo en cerrar un trato electoral (y de eventual gobierno) con el Partido Aprista. 
 
La República intentó comunicarse con ellos. Pérez Tello dijo que no hablaría del tema. Y fuentes cercanas a Beingolea aseguraron que este podría ofrecer alguna declaración recién la semana entrante. Se especula que ambos desistirían de tentar la reelección, pero está por verse si esa posición, la inicial, se mantendrá hasta el final. Por lo pronto, Javier Velásquez dijo anoche en TV que Pérez Tello sí iría a la reelección. De ser así, la insistencia de Flores pudo hacerles cambiar de parecer. 
 

EL DATO

 
A cargo. El equipo de campaña, al menos desde el lado aprista, estará dirigido por Carlos Arana. Él tendrá que ver todo lo relacionado con la logística de las actividades del candidato presidencial. Hugo Otero, publicista y ex embajador peruano en Chile, también integra el equipo. 
 
Enfoque
 
Luis Benavente
Director de Vox Populi 
 
Apra-Ppc: un matrimonio debilitado
 
En principio una alianza debería sumar. Es evidente que esta unión es para buscar votos para la candidatura presidencial de Alan García en Lima y Callao, donde se concentra el 34% del electorado y el PPC ha demostrado tener arraigo. Prueba de ello es que ex pepecistas han ganado varias alcaldías en la ciudad capital con votos de sus ex correligionarios.
 
No obstante, hay que tener en cuenta que a este “matrimonio político” el PPC acude muy debilitado con dos facciones enfrentadas, una con acusaciones muy graves, y otra con figuras representativas que han amenazado con la renuncia, lo que dejaría a esta agrupación política aun más disminuida. Así este partido terminaría repartido y sin mayores aportes.
 
Hay que destacar también que en Lima y Callao los pepecistas, por afinidad política, tiene otras opciones como las candidaturas de Pedro Pablo Kuczynski –que ya tuvo una alianza con el PPC–, César Acuña y Keiko Fujimori. Son escollos que la alianza deberá superar. 
 
 

 

Te puede interesar