Daniel Abugattás: “Con el peso que carga, sería difícil para Nadine llevar una gestión en el Congreso”

Congresista nacionalista suspendido.

15 Nov 2015 | 4:28 h

El día después. El jueves, Daniel Abugattás fue sancionado en el Congreso por 120 días por transmitir vía internet la sesión secreta en la que el Pleno salvó a Wilder Ruiz. El viernes recibió a La República para conversar sobre este episodio, su su partido y su propio futurio. "Creo que voy a postular de nuevo", anuncia.
 
 
¿Considera que su suspensión es una condecoración como han sugerido algunos?
 
Decir eso resulta arrogante, por más cierto que sea. Me suspendieron por intentar revelar una sesión que viola los derechos de una mujer embarazada. Previeron la fechoría que iban a cometer. Hay un acuerdo que empieza desde que se votó la sanción de solo 30 días a José Luna por sus asesores fantasmas. Ahí participaron los que han blindado a Wilder Ruiz. El único que les dijo a todos que eran unos delincuentes fui yo. Van de la mano y ahora van a buscar salvar a Omonte y Díaz Dios. Es un paquete negociado, una muestra del más puro 'otoronguismo'. Es parte de la inmundicia política en la que vivimos, pero que encima se quiera ocultar, ya es demasiado anormal. 
 
¿Había planificado la transmisión de la sesión secreta?
 
No tenía ninguna intención de hacerlo, hasta que Mauricio Mulder planteó la barbaridad de que se mantenga la reserva, incluso de la votación. Ahí dije: 'esto es el colmo'. ¿Les da vergüenza y quieren taparse la cara? No pues. 
 
¿Piensa cumplir su sanción, o va a presentar algún recurso judicial?
 
Esta no es la primera vez que el Congreso hace una barbaridad de este tipo, lo hizo con Javier Diez Canseco, y deseo dejar sentado estos abusos, y advertir sobre esta organización mafiosa que se ha formado, integrada por APP, el APRA y el fujimorismo. ¿Qué cosa harían en el gobierno? 
 
¿Va a iniciar algún proceso?
 
Voy a limpiar mi nombre e interponer una acción de amparo, espero que esta semana que viene. Y también voy a presentar una demanda por daños y perjuicios en contra del Congreso y los miembros de la Mesa Directiva. Lo que le he pedido a mi abogado es que la indemnización vaya a una organización que se dedica a atender mujeres abandonadas y niños huérfanos. Yo no voy a aprovechar esto para sacar un centavo para mí.
 
En una entrevista que me concedió hace unos meses se despedía de la política activa.
 
Sí. 
 
Me parece que con todo lo que le ha ocurrido está reconsiderando la decisión. 
 
Sí pues. Lo que ha pasado ha abierto las puertas del infierno y me he sentido comprometido a hacer lo posible por ayudar a la gente maltratada y una forma de hacer eso es dentro de la política. No veo otra forma. 
 
¿Y va a continuar dentro del nacionalismo?
 
En principio sí. Sigo siendo un militante. No sé qué piensa el partido sobre todo esto...
 
Bueno, el jueves recibió el respaldo de su bancada. 
 
Respaldo... En fin, ahí lo dejo.
 
¿No lo respaldaron todos?
 
Ahí lo dejo.
 
¿Hay Partido Nacionalista? 
 
(Risas). Hay partido, pasando dificultades, pero con bases presentes. Nos pasa la factura haber sido gobierno. El desgaste es natural y trae fricciones internas, divisiones, renuncias. 
 
Existe un partido para militar, entonces.
 
Todavía hay. Yo ayudé a construirlo, a recoger firmas y llevarlas a la ONPE, a inscribir militantes. Eso no me provoca ahora. Me interesa seguir en la política, pero ya no ocupar un cargo partidario, eso se lo dejo a otros. Prefiero ser un simple militante. 
 
Con tantas deserciones que ha sufrido su partido, ¿qué lo ha mantenido unido a él?
 
Eso tiene que ver con mis orígenes. Somos de una familia de migrantes, pertenecemos a un pueblo perseguido como el palestino, y lo que nos ha mantenido sobreviviendo es la lealtad. Yo puedo discrepar, obvio, y eso es normal en una organización política. 
 
¿Va a postular al Congreso?
 
Bueno, sí. Es algo que está puesto sobre la mesa de nuevo. Lo descarté antes pero las cosas cambiaron. Claro, no puedo ser tan arrogante de asegurar que voy a tener un lugar en la lista (en ese momento, suena su teléfono celular. Es el ministro del Economía y Finanzas, Alonso Segura, para ofrecerle su respaldo). 
 
¿Qué le dijo Segura?
 
Es el único ministro que me ha llamado. Podemos tener discrepancias brutales, pero es un caballero.
 
¿Lo han llamado el presidente Humala y la primera dama?
 
Sí claro. 
 
Una curiosidad. Yo siempre pensé que esta relación de usted con Mulder, tan mediática, tan de ida y vuelta, tenía algo de impostación, de show armado. 
 
No, para nada. Es una relación muy mala de verdad y muy pobre de nivel, de su parte. En un momento tuvimos una relación cordial. Fue mi compañero de universidad y cuando entré en política me encontré con él en mi primera entrevista y recuerdo que me preguntó que con qué derecho ingresaba yo a la política, que quién me creía yo. Se alucina el dueño del circo. Ya no sabe de dónde sacar fuerzas para defender las fechorías de su jefe y de su partido. Desde hace un buen tiempo atrás, perdió la chaveta. ¿Qué problemas tendrá?
 
¿Por qué dice que ha perdido la chaveta?
 
Porque interrumpe a todo el mundo, insulta a todo el mundo. Le menta la madre a uno, le dice 'huevón' al otro, lo cojudea al de más allá. Quien ha ordenado mi suspensión es él. Llevó de las narices a Iberico. Si Iberico se ensañó conmigo es porque yo le he pedido información sobre contrataciones en el Congreso. Me pidió que no mueva el tema, pero igual me la va a tener que dar. 
 
¿Es Milton Von Hesse el candidato presidencial ideal?
 
¿Existe uno? Sería un excelente Presidente, creo. 
 
¿Es un buen candidato?
 
Eso no lo sé, tiene que verse en la cancha. Hemos dado un paso interesante al apostar por un técnico con experiencia en la administración pública. 
 
¿Nadine Heredia debería postular al Congreso?
 
La verdad, no sabría qué responder en este momento. Recomendar que alguien postule, después de que me han suspendido, puede sonar un poco raro. 
 
Usted mismo me ha dicho que piensa candidatear de nuevo.  
 
Ya, pero yo ya sé de qué se trata esto. Cuando uno lleva dos campeonatos, sabe en qué se mete. Con el peso que carga, creo que para Nadine sería muy difícil llevar, en paralelo, una gestión parlamentaria eficiente. 
 
¿Lo dice por sus problemas judiciales? 
 
Efectivamente.  No conozco al cien por ciento los casos, pero la gran mayoría de ellos considero que son una exageración. 
 
¿Se encuentra satisfecho con este gobierno?
 
Hay logros importantes, como en educación, aunque soy un insatisfecho permanente.

 

Te puede interesar