Oropeza dice que lo buscan por culpa de sus amigos Carlos Sulca y Juan Berríos

29 Abr 2015 | 23:30 h

Gerald Oropeza López está seguro de que por culpa de sus amigos Carlos Antonio Sulca Cruz y Juan Fidel Berríos Navarro ha terminado convirtiéndose en uno de los hombres más buscados por la Policía. "Me vinculan a una organización criminal por el simple hecho de que el día del atentado me encontraba con ambos que han sido investigados por tráfico ilícito de drogas”, asegura.


Sulca y Berríos resultaron heridos durante el ataque al Porsche. Durante varios días  permanecieron internados en distintos centros asistenciales, bajo protección policial. Luego desaparecieron.


A través de una carta distribuida en varios canales de televisión, Oropeza asegura que no es narcotraficante y pide garantías porque su vida corre peligro. 


Carlos Sulca, de 32 años, fue detenido el 18 de noviembre de 2014 y ese día confesó no dedicarse a nada. Pero tres días después manifestó en presencia del fiscal Javier Solar Arce que trabajaba desde hacía dos meses en Sergero SAC y que ganaba el sueldo mínimo.


Sin embargo, el 23 de octubre de 2014, el gerente general de esa empresa, Jim Rodríguez Rosales, le extendió una constancia en la que da cuenta de que Sulca Cruz prestaba servicios como jefe de seguridad, percibiendo una remuneración de S/. 4.500 mensuales.


“Con ese documento tramitó una visa para viajar a Italia con Oropeza”, señaló un agente de la Dirandro. 


Para los agentes de esa unidad Sulca habría sido uno de los nexos para coordinar envios de droga desde el puerto del Callao.

CLAVES

A través del celular de Carlos Sulca hallado en el Porsche atacado el 2 de abril pasado, Oropeza se comunicaba con el narco italiano Zazá.


Sulca realizó entre noviembre y abril doce viajes al extranjero, varios de ellos con Oropeza. El último fue a Cancún (México).

Te puede interesar