17 de Mayo de 2015 | 15:53 h

UIF: lavado de activos mueve más de US$ 11,000 millones en el Perú

El superintendente adjunto de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF), Sergio Espinosa, pidió al Congreso la aprobación del proyecto de ley que facilita el levantamiento del secreto bancario y la reserva tributaria si se sospecha de lavados de activos.
La captura del empresario Rodolfo Orellana reveló un enorme aparato de corrupción vinculada al lavado de activos entre otras actividades ilícitas. (Foto: La República)

La captura del empresario Rodolfo Orellana reveló un enorme aparato de corrupción vinculada al lavado de activos entre otras actividades ilícitas. (Foto: La República).

La Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) estimó que entre enero del 2007 y marzo del 2015 se lavaron activos por más de 11 000 millones de dólares en nuestro país siendo el narcotráfico el mayor factor relacionado con esta actividad.
 
 
De acuerdo al último reporte de la UIF, durante el citado período el monto total de dinero involucrado en actividades ilícitas asciende a 11 284 millones de dólares, cálculo que también incluye al delito de financiamiento del terrorismo, el cual registra un movimiento de siete millones de dólares.
 
El superintendente adjunto de la UIF, Sergio Espinosa, consideró que la cifra podría ser incluso más alta dado que podrían haber operaciones no detectadas.
 
"Estas estadísticas corresponden a lo que hemos creído que se lava en el Perú de acuerdo a los informes de la Unidad de Inteligencia Financiera y lo hemos reportado al Ministerio Público, pero seguramente hay más dinero que no se detecta, entonces la cifra puede ser mayor", declaró a Andina.
 
Según el reporte de la UIF, el tráfico ilícito de drogas encabeza la mayor participación en lavado de activos con  5 126  millones de dólares, seguido por la minería  ilegal (4 299 millones), la defraudación de renta de aduanas y contrabando (301 millones), además de los delitos contra la administración pública que incluyen corrupción y enriquecimiento ilícito (239 millones).
 
También figuran los delitos de defraudación tributaria (212 millones); estafa y/o fraude (162 millones); proxenetismo, (27 millones), trata de personas (dos millones), secuestro (dos millones), delitos contra el patrimonio agravado (un millón), tráfico ilícito de migrantes (un millón), delitos contra los derechos intelectuales (un millón) y otros (904 millones).
 
Espinosa exhortó al Congreso a aprobar lo más pronto posible el proyecto de ley para facilitar el levantamiento del secreto bancario y la reserva tributaria en casos de sospecha de lavado de activos.
 
"Yo espero que el Parlamento nos ayude a combatir este flagelo. Estamos en el punto que quiebre, este es un momento clave para el Perú en el combate contra el crimen organizado", aseveró.
 
Advirtió que el próximo año el grupo de Acción Financiera de Latinoamérica (Gafilat) evaluará los sistemas antilavado de activos en el Perú e indicó que para obtener una nota positiva es necesario que la UIF cuente con mayores herramientas legales.
 
El lavado de activos es el conjunto de operaciones realizadas por una o más personas naturales o jurídicas, tendientes a ocultar o disfrazar el origen ilícito de bienes o recursos que provienen de actividades delictivas.
 
Dicho delito se desarrolla usualmente mediante la realización de varias operaciones encaminadas a encubrir cualquier rastro del origen ilícito de los recursos.
 
En el Perú, el 26 de Junio del 2002 se promulgó la Ley Penal contra el Lavado de Activos (Ley Nº 27765), la misma que extiende el lavado de activos a otros delitos como fuentes generadoras de ganancias ilegales. (Con información de Andina)

Síguenos en Facebook