Investigan en Lima crimen de testigo en caso Nolasco

Misterio. Hilda Saldarriaga fue acribillada un día antes de que declare sobre el primer atentado que sufrió ex consejero regional.

23 Jul 2014 | 23:30 h

Óscar Chumpitaz C.

El crimen de Hilda Saldarriaga Bracamonte, considerada testigo clave en el primer atentado que sufrió el ex consejero regional de Áncash Ezequiel Nolasco, ingresó a una etapa de análisis minucioso de las pruebas para intentar identificar a los autores materiales e intelectuales de ese asesinato que el año pasado estremeció a los pobladores de Chimbote.

La presidenta de la Junta de Fiscales de la Provincia del Santa, Nancy Moreno, informó que el homicidio de 'La Mama', como conocían a la víctima, será investigado por una Fiscalía Especializada de Lima.
Y es que una de las hipótesis que baraja la Policía señala que su muerte tendría relación directa con el asesinato de Ezequiel Nolasco, ocurrido el pasado 14 de marzo.

La investigación estará a cargo del doctor Jorge Chávez Cotrina, coordinador de Fiscalías Especializadas Contra el Crimen Organizado.

La silenciaron a tiros

Saldarriaga fue asesinada el 11 de julio del 2013, un día antes de declarar ante la fiscalía por el atentado que sufrió Nolasco, en el que murió su hijastro. Un sicario ingresó a su vivienda y le descerrajó siete tiros mientras ella dormía.

Era considerada testigo clave del proceso luego de que señalara que su ex pareja y otros cómplices fueron contratados para asesinar al ex consejero regional por el entonces gerente de la subregión Pacífico y luego alcalde provincial del Santa, Luis Arroyo, quien actualmente está detenido. 

En el 2010, Nolasco se perfilaba como uno de los principales candidatos para asumir la presidencia regional de Áncash de forma interina mientras César Álvarez tomaba licencia para postular a la reelección.

El ex consejero regional era voceado para remplazar a Luis Sánchez Milla, encargado de la presidencia regional que fue asesinado en julio del 2010.

Luego de sindicar a Arroyo, Hilda Saldarriaga se retractó y este fue excluido del proceso.
Antes de morir, Nolasco aseguró a la prensa que justamente Arroyo era el más beneficiado con el asesinato de la testigo.

Te puede interesar