Velero en el que fugó Montesinos es repatriado 13 años después

A diferencia del Huáscar, cuya historia está unida a la gesta heroica de Angamos, la del velero Karisma nos recuerda la corrupción del gobierno de Fujimori y que tuvo como uno de sus protagonistas a Montesinos. En octubre del 2009, el socio de AF usó esta embarcación para fugar del país.Historia

25 Sep 2013 | 1:30 h

"Los miembros de nuestra Marina de Guerra se encargarán de conducir la embarcación a aguas peruanas", declaró el fiscal de la Nación , José Antonio Peláez Bardales , desde la Base Naval de Salinas, Ecuador, luego de recibir del Fiscal general del Estado de Ecuador, Galo Chiriboga Zambrano, el velero Karisma , utilizado por el ex asesor presidencial Vladimiro Montesinos para fugarse en octubre del 200 0, tras la caída del gobierno de Alberto Fujimori .

El acto se realizó la mañana de ayer en la Base Naval del Cantón Salinas , y contó con la presencia del fiscal de Santa Elena (Ecuador), Víctor Tomalá;; el procurador anticorrupción del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos, Julio Arbizu ; y la embajadora del Perú, Elizabeth Astete Rodríguez.

"Esta entrega es una muestra de la colaboración que existe entre Perú y Ecuador . Nuestro país hizo los trámites para recuperar este velero y las autoridades ecuatorianas accedieron", dijo José Peláez.

El Fiscal de la Nación dijo que de esta forma " se cierra un capítulo de nuestra historia, el de la fuga del ex asesor presidencial ".

HACE 13 AÑOS

Tras difundirse los videos de la corrupción en el gobierno fujimorista , y al haber perdido el poder que ostentó durante 10 años, Vladimiro Montesinos Torres planificó una segunda fuga del país que sería la última antes de caer preso en Venezuela.

A las 3:30 de la madrugada del 29 de octubre del 2000 partió del Yacht Club el velero Karisma. En aquel momento formaba parte de una flota de diez naves que se alistaban a participar en una regata en Salinas, Ecuador . Los trámites de salida estaban hechos, lo cual hacía perfecta la ocasión para la fuga del ex jefe real de los servicios de inteligencia.


En la relación oficial figuraban solamente el capitán de la nave , Florencio Antón Paiva, y una  mujer invitada previamente por el hombre de confianza de Montesinos, el coronel PNP Manuel Aybar Marca.

El dueño de la nave, quien también figuraba en la lista, era José Francisco Lizier Corbetto, un empresario con mucha cercanía en el entorno  del ex presidente Alan García . Su padre Carlos Lizier Gardella tenía desde los años ochenta una estrecha amistad con el líder aprista. Incluso realizó negocios con Petroperú en 1985 cuando García era presidente del Perú.

PARTIDA A ECUADOR

 José Francisco Lizier Corbetto cuenta que aquella madrugada del 29 de octubre del 2000 Montesinos llegó al Yacht Club con una peluca para ocultar su identidad con otras 5 personas que se identificaron como comandos del Ejército .

Sin aparecer en el registro oficial de pasajeros, Vladimiro Montesinos y su personal de seguridad , el mayor EP Alejandro Montes, el capitán EP Javier Pérez Peso y el técnico EP Manuel Túllume, ocupaban los principales espacios de la embarcación.

Durante el viaje a las islas Galápagos que duró siete días , lo único que hacía el ex asesor de inteligencia fue hablar continuamente por un teléfono satelital de Lizier con el entonces presidente Alberto Fujimori Fujimori.

El 12 de noviembre parten a la isla del Coco, muy cerca de las costas de Costa Rica. Vladimiro Montesinos y José Lizier Corbetto coordinan por teléfono con un amigo venezolano del ex asesor para preparar su partida a Venezuela.

Posteriormente, entre el jueves 23 y el viernes 24 de noviembre el grupo parte en el Karisma hacia Costa Rica. En el camino, Montesinos, José Lizier y la mujer que los acompañaba abordan otra embarcación con la intención de llegar a Venezuela. Los demás pasajeros retornan al Perú. El resto de la tripulación regresa a Salinas a bordo del Karisma.

DESTINO DEL KARISMA

La embarcación usada por Vladimiro Montesinos fue transferida en los siguientes años a una sociedad comercial y se transformó la matrícula peruana por una ecuatoriana, y adoptó el nombre de Gypsy . Bajo ese nombre fue transferida a la Marina de Guerra ecuatoriana. Durante años ninguna autoridad se preocupó por recuperar la embarcación.

El procurador anticorrupción Julio Arbizu cuenta que a raíz del proceso a José Lizier   la nave que tenía una orden de decomiso fue ubicada en el vecino país e identificada tras un peritaje que contó con agentes del Perú y del Ecuador.

Arbizu señala que apenas se tuvo conocimiento de que había un velero en Ecuador que correspondía a las características del Karisma, la Procuraduría anticorrupción que él dirige solicitó que se constituyeran peritos al Ecuador para que verifiquen si esta nave era el Karisma o no.

" Se envió primero una carta rogatoria , y algunas autoridades de Ecuador respondieron que no era el velero buscado. A insistencia de las autoridades peruanas, se hizo el peritaje y se determinó que era el velero Karisma", dijo el procurador Arbizu.

 "Se ha podido certificar el origen ilícito del bien y, con una sentencia definitiva (condenatoria contra Montesinos) , la incautación del bien se convirtió en un decomiso", dijo Arbizu.

EN BUEN ESTADO

El fiscal de la Nación, José Peláez Bardales, indicó ayer, durante el acto de entrega del velero, que se ha hecho un acta en la que se describe en qué estado se encuentra la embarcación. Peláez adelantó también que el velero sería rematado a favor del Estado una vez sea traído a aguas peruanas.

En declaraciones ofrecidas desde el país norteño, dijo que las autoridades de la Marina de Guerra del Perú serán las encargadas de regresar la embarcación a territorio nacional.

 " Esta entrega se hace con base en una cooperación judicial internacional llevada a cabo por parte de la Fiscalía de la Nación y también de la Procuraduría General de la República, presente en Ecuador mediante el procurador Julio Arbizu", manifestó.

Se prevé que una vez en el Perú, la nave Karisma pase a manos de la Comisión Nacional de Bienes Incautados (CONABI), la entidad que decidirá su venta.

 

LOS ACOMPAÑANTES DE MONTESINOS EN EL KARISMA FUERON CONDENADOS

Los quince implicados en la fuga a Venezuela de Vladimiro Montesinos, incluso el propietario del velero "Karisma" José Francisco Lizier Corbetto y el ex ministro del Interior José Villanueva, recibieron una sentencia de las autoridades judiciales en el 2003.

El tribunal condenó a ocho años de prisión a seis acusados , entre ellos el ex ministro José Villanueva Ruesta y tres guardaespaldas de Montesinos; y a seis años al empresario José Lizier.

El Poder Judicial también condenó a trece años de prisión al ex congresista de la República Arturo Palomo por facilitar la fuga del país del empresario José Lizier, cuando las autoridades establecieron que prestó su famoso velero para la huida de Vladimiro Montesinos a Venezuela.

En este proceso judicial el ex asesor de inteligencia Vladimiro Montesinos Torres apareció como el único testigo.

Te puede interesar