Facundo Chinguel buscó indultar a Crousillat en mayo 2008 pese a oposición de Comisión de Gracias

Abogado aprista y César Candela, del despacho presidencial, solicitaron tramitar expediente del empresario a pedido del "número uno". Inicio

11 Jul 2013 | 1:57 h

Dos opinaron en contra de darle un indulto, un tercero renunciaría días después para evitar comprometerse. Crousillat saldría indultado recién bajo gestión de Aurelio Pastor.

Miguel Gutiérrez

Las irregularidades cometidas en la entrega de indultos por una supuesta organización que exigía hasta 10 mil dólares por año conmutado y que la fiscalía actualmente investiga habrían empezado apenas meses después de que el abogado Miguel Facundo Chinguel asumiera la presidencia de la Comisión de Indulto y Derecho de Gracia por Razones Humanitarias .

El abogado aprista Facundo Chinguel procesado actualmente apareció por los pasillos del Ministerio de Justicia, a fines de diciembre del 2007,  convocado por el letrado César Candela Jara , integrante del despacho presidencial, para reemplazar al anterior presidente de la Comisión de Gracias Presidenciales, Miguel Pizarro Guerrero.

Facundo como el presidente de la Comisión y Candela Jara como comisionado y secretario del despacho presidencial convencieron a la entonces titular de Justicia, Rosario Fernández Figueroa , de la necesidad de agilizar los trámites para cumplir los deseos del presidente García en cuanto a política de indultos y conmutaciones.

Solamente algunas semanas después de entrar en funciones la nueva comisión, se creó una partida para contratar a 42 personas, entre abogados y secigristas, para impulsar la dinámica campaña de gracias presidenciales. Copias de una carta firmada por el propio presidente Alan García, fueron repartidas por millares, en las cárceles del país, por los comisionados y los facilitadores contratados.

En dicho documento, el ex mandatario anunciaba a los presos del país su política de indultos y los invitaba a solicitar la amnistía si se consideraban merecedores de la gracia presidencial. Así, en los primeros meses de funcionamiento, la nueva comisión ya había recomendado la gracia presidencial de más de 700 presos.

EL NÚMERO UNO

Los integrantes de la Comisión convinieron desde un inicio en que si no había acuerdo no se debía recomendar gracias al "número uno", apelativo que Facundo y sus comisionados usaban informalmente para referirse al presidente.

Ningún expediente sería llevado por César Candela a Palacio de Gobierno si no era votado en forma unánime. Eso se había convertido en una regla de oro. En caso surgiera una sola voz discrepante en determinado expediente, este era colocado a un costado, a la espera de que pudiera ser visto más adelante y reconsiderado  siempre con el voto de los cinco integrantes.  

REGLA DE ORO SE ROMPE

A inicios de mayo del 2008, sin embargo, aparece una solicitud de indulto que no había sido tramitada en forma usual es decir, recogida por los facilitadores y alcanzada a la secretaria de la comisión para su evaluación por los comisionados. Ese expediente era del ex empresario televisivo José Enrique Crousillat López Torres , recluido en el penal San Jorge.

De acuerdo con las fuentes consultadas, el abogado Facundo Chinguel y el comisionado César Candela solicitaron a los demás comisionados que se estudiara la solicitud del empresario para proceder a elaborar un informe que justificara un indulto.

Candela y Facundo argumentaron que el expediente de Crousillat tenía "prioridad" por ser un pedido del "número uno". Facundo pidió a uno de los comisionados que elaborara el documento dado su conocimiento en materia penal. Este antes de elaborar el informe planteó someter el caso a una votación previa entre los comisionados. Tras una larga discusión, el expediente fue votado en forma preliminar. Dos comisionados votaron a favor, los que lo solicitaron: el propio Facundo y Candela. Los demás comisionados mantuvieron su postura de no recomendar la gracia: Juan  Valdivieso Cerna, Sonia Mendoza; Marcello Croci. Dos de ellos alegaron que su caso era aún espinoso.

 La intención de tramitar el indulto de Crousillat formalmente, es decir, la solicitud acompañada de un informe de la comisión que lo avalara, no se concretó aquella vez.

Aunque no hubo presiones mayores, la dinámica de la  comisión se resintió. El comisionado no permanente, Marcello Croci, renunció días después de haberse producido el intento de armar una recomendación favorable. Este alegó razones profesionales para separarse.

De esta tentativa de indulto no quedó ningún documento pero cada comisionado recuerda lo que pasó ese viernes 16 de mayo, día habitual de reunión de la comisión.

Las denuncias sobre irregularidades en otros indultos surgirían semanas después.

Colaboradores de la ministra Fernández le sugirieron la salida de Facundo, pero este se mantuvo en el cargo y en diciembre 2009, ya durante la gestión de Aurelio Pastor , el expediente con recomendación de indulto a Crousillat llegaría al despacho del presidente García para que este lo firmara.

Hace unas semanas, el exrecluso de nacionalidad peruano-brasileña Carlos Butrón dos Santos, ‘Brasil’, testigo de la fiscalía que investiga el caso narcoindultos, señaló que  "cosas extrañas" en la comisión de Gracias Presidenciales comenzaron cuando aconteció la salida de uno de sus comisionados en mayo del 2008.

SALA SUPERIOR PODRÍA DEJAR LIBRE A FACUNDO

El Tribunal de Apelaciones de la Sala Penal Nacional integrado por los jueces David Loli Bonilla, María Vidal La Rosa y Rómulo Carcausto Calla podría revocar la prisión preventiva de Miguel Facundo.

Según fuentes judiciales, Facundo tendría el voto de uno de los magistrados y con uno más tendría la mayoría que le permitiría salir libre. En la audiencia en que se vio su apelación, el doctor Carcausto demandó a la fiscalía exhibir pruebas concretas de las amenazas a los testigos.

Facundo  en libertad pondría en gravísimo riesgo la vida de los colaboradores eficaces que vienen participando en el caso narcoindultos, advirtió el procurador anticorrupción Julio Arbizu .

Por otro lado, el ex comisionado César Candela y el ex secretario de Consejo de Ministros Julio Zavala  dieron su testimonio ante la Megacomisión que investiga los indultos del pasado gobierno.

Te puede interesar