Veinte años después: hallan restos de joven asesinado por el Grupo Colina

Santiago Gómez no tenía participación política pero fue confundido por el comando paramilitar con el dueño de la vivienda donde se encontrabaSu madre reconoció su ropa

3 Jun 2012 | 18:44 h

Fueron 20 años los que pasó Margarita Palomino buscando a su hijo, Santiago Gómez, quien fuera desaparecido por miembros del Grupo Colina quienes lo confundieron con un terrorista. 20 años que llegaron a su final, ella reconoció las ropas de su hijo, luego que un miembro del comando señalara al fiscal donde lo habían enterrado el 7 de junio de 1992.
 
Gómez Palomino tenía apenas 27 años cuando dejó la casa de su madre para ir a vivir junto a una amiga en la casa de un familiar, a la semana de esa mudanza llegaron los miembros de dicho grupo paramilitar acusándolo de ser terrorista.
 
“Aproximadamente a la 1 o 2 de la mañana entraron unas personas armadas y encapuchadas, entraron a la casa y de frente lo agarraron, era el único hombre que había, lo agarraron y la tumbaron en el piso, le preguntaron por un apellido y él decía que no conocía” señala una testigo del hecho.
 
La abogada de Aprodeh, Gloria Cano, señala que fue una evidente equivocación de los miembros del grupo Colina quienes buscaban al dueño de casa, que ese día no se encontraba.
 
“Fue un error lo que realiza Colina, por que llegan preguntando por otras personas, a él nadie lo sindica, nadie lo conocía y se lo lleva, al año siguiente el dueño de casa, el esposo de su prima es detenido por terrorista y él se acoge a la ley de arrepentimiento, lo que quiere decir que si tenía información, es decir que iban por el marido de su prima y se lo llevaron a él” señala.
 
Por su parte el f iscal Óscar Zevallos ya ha acusado a 9 personas como presuntos coautores de homicidio calificado y desaparición forzosa, ellos son: Vladimiro Montesinos, Nicolás de Bari Hermoza, Julio Salazar Monroe, Juan Rivero Lazo, Santiago Martín Rivas, Carlos Pichillingue, Gabriel Vera, José Alarcón y Julio Yataco, para ellos piden 35 años de prisión.
 
Sin embargo nada esto regresará a doña Margarita  a su hijo Santiago, quien durante estos 20 años pensó que estaba vivo y ahora ya puede velar los restos y dar fin a su búsqueda, aunque no haya tenido un final feliz.
 

Te puede interesar