Fiscal solicita a Uruguay reporte sobre presuntas cuentas secretas de Bruce

Ex contador y testigo José Huallipa Mesías administraba tres empresas en las que se distribuyó US$ 483 mil que llegaron desde empresa uruguaya.Corrupción. También requirió levantamiento del secreto bancario en el Perú.

22 Oct 2011 | 17:10 h

María Elena Hidalgo.

Entre los investigadores del lavado de activos hay una frase clave: “Si quieres conocer toda la historia, ubica el origen del dinero negro”. Con ese propósito, el fiscal de la Nación, José Peláez Bardales , a solicitud del fiscal Eduardo Castañeda Garay, ha iniciado los trámites para requerir a las autoridades de Uruguay toda la información existente sobre una cuenta bancaria en Montevideo desde la cual se transfirió US$ 483 mil 712 dólares a la empresa Inversiones Turísticas Jahuar Perú, administrada por el contador José Huallipa Mesías. En declaraciones ante la Fiscalía, Huallipa reveló que la plata le pertenece al congresista Carlos Bruce Montes de Oca.

El fiscal de la Nación, debido a la gravedad del caso, ha instruido a la Oficina de Cooperación Internacional del Ministerio Público  que remita una carta rogatoria a la justicia de Uruguay con el fin de que contribuya a identificar el origen y el recorrido del dinero. 

Carrusel bajo lupa


También ha pedido a la Superintendencia de Banca y Seguros (SBS) el levantamiento de las cuentas bancarias de Bruce para hacer un seguimiento de las transferencias que ha efectuado.

De acuerdo con las declaraciones de José Huallipa, ex íntimo amigo de Bruce y, según su versión, contador privado de este, en el 2006 el legislador le informó que la compañía uruguaya Griselco haría una transferencia de dinero a una cuenta en Lima de la empresa Inversiones Turísticas Jahuar Perú, que manejaba Huallipa. Jahuar había sido constituida exprofesamente el mismo año por José Huallipa y Víctor Rosado Samos, otro amigo de Bruce.

Cuando llegaron los fondos, Huallipa, por mandato de Bruce, los distribuyó a otras cuentas a nombre de otras empresas que también manejaba: Corporación Jahuar Perú e Import Export Jahuar (fundada originalmente como Corporación AJ & H). Al final, Huallipa retornó a la uruguaya Griselco US$ 363 mil 474.

Fuentes de la Fiscalía de la Nación indicaron que sospechan que el dinero sería de propiedad de Bruce y que se busca establecer, con la contribución de las autoridades de Uruguay, el origen de este. Hasta el momento solo se cuenta con el testimonio de José Huallipa, quien afirma que los fondos le pertenecían a Bruce.

La República se comunicó con el despacho del congresista para pedirle una explicación sobre el origen y los movimientos del dinero, y sobre la manifestación de su ex amigo José Huallipa, pero por intermedio de su vocero dijo que no declararía hasta que culminen las investigaciones.

José Edilberto Huallipa Mesías, nacido en el distrito de La Victoria el 9 de diciembre de 1959, se presenta de la siguiente manera en una página web de ofertas de trabajo: “Más de 20 años de experiencia en el gerenciamiento de empresas industriales y exportadoras, además de servicios públicos. Amplio conocimiento de banca y finanzas, así como de comercio exterior, asistiendo a ferias internacionales de pesca representando a las compañías a las que prestaba mis servicios”.

También afirma que se desempeña hasta la actualidad como gerente de Import Export Jahuar y de Corporación Jahuar Perú. La primera la fundó José Huallipa con su hermano Alejandro Favio, y la segunda en el 2000 con otro hermano, Jorge Luis, y un primo, Luis Huallipa Quintanilla. Hay una tercera empresa, Inversiones Turísticas Jahuar Perú, fundada en el 2006 por José Huallipa con otro amigo de Bruce, Víctor Rosado Samos.

Según lo declarado por José Huallipa, las empresas fueron montadas a pedido de Carlos Bruce con el objeto de efectuar varios negocios. El contador Huallipa no contaba con el capital necesario para la constitución de las compañías. Para la Fiscalía, de comprobarse que Huallipa no aportó un centavo, pudo haber actuado como presunto testaferro del congresista.

El titular de la Segunda Fiscalía Especializada en Criminalidad Organizada, Eduardo Castañeda, maneja con pinzas el caso porque cuando la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) detectó los movimientos bancarios de José Huallipa, este declaró que los fondos eran de propiedad de Carlos Bruce, ya que no tenía ingresos para justificar la administración de dicho monto. Supuestamente, la plata era para adquirir un hotel en el Cusco. Pero luego, Huallipa reculó y afirmó que se equivocó con un socio de Bruce, Boris Barco Lecussan.

Empero, el 28 de junio de este año, Huallipa resolvió reafirmarse en lo manifestado originalmente, en el sentido de que Carlos Bruce Montes de Oca era el propietario del dinero. El legislador lo niega. Afirma que es una calumnia. Los movimientos bancarios que enviará Uruguay determinarán si dice o no la verdad.

Te puede interesar