Sisson tuvo como tarea facilitar negociaciones de Engevix en el Perú

El 'eslabón perdido' de Dirceu en Lima. Según nuevo delator de operación Lava Jato, el 2008, esposa brasileña de alto funcionario aprista, Zaida Sisson, fue presentada en el Perú por el hombre fuerte de Lula, José Dirceu, como la encargada de llevar adelante las “negociaciones trabadas y obtener contratos para firma brasileña”.

5 Ago 2015 | 3:00 h

Más información reservada revelada por la prensa brasileña da cuenta de a pocos del papel importante que jugó Zaida Sisson de Castro en los negocios manejados en el exterior por el ex jefe de gabinete del gobierno de Lula José Dirceu, actualmente preso  por integrar un megaesquema de corrupción y lavado de dinero.
 
 Los investigadores de la Policía Federal la llaman el "eslabón perdido de Dirceu" en los negocios de la firma Engevix en el Perú, por los indicios encontrados hasta el momento.
 
Sisson de Castro, quien es esposa de Rodolfo Beltrán Bravo, ministro de la presidencia durante el primer gobierno aprista y director de Pronamachs durante el segundo, laboró estrechamente con Dirceu para ayudar a concretar obras de empresas extranjeras en el país desde el 2006.
 
Ella fue señalada por el colaborador eficaz, el lobista Milton Pascowitch, quien ha denunciado millonarios sobornos para el ex ministro de la Casa Civil del ex presidente  Lula.
 
De acuerdo a la confesión sincera de Pascowitch ante la Policía Federal de Curitiba, y al cual tuvo acceso el diario  paulista Estadão, Sisson fue la destinataria final de por lo menos 20 remesas de dinero de JD Asesoría y Consultoría, empresa creada por Dirceu después que dejara su cargo de diputado y hasta antes que fuera procesado por el 'Mensalão',  una investigación por el pago mensual de sobornos al Partido de Trabajadores.
 
La lobista brasileña recibió transferencias bancarias entre el 16 de enero del 2009 y el 16 de noviembre del 2011, por el monto de 364 mil reales, un poco más de 215 mil dólares.
 
El delator Milton Pascowitch, clave en la Operaçión Pixuleco –la 17a fase de la operación  Lava Jato que permitió la caída de José Dirceu–, refirió que ella fue elegida por Dirceu para obtener contratos para Engevix en el país.
 
"A mediados del 2008, el declarante (Milton Pascowitch), José Dirceu, Gerson Alamada (vicepresidente de Engevix) y José Antonio Sobrinho viajaron al Perú, y tuvieron una reunión con algunos ministros de aquel país, como el "ministro de aguas",  el "ministro de energía" y con el presidente de Petroperú, equivalente a Petrobras".
 
"Que en esa ocasión José Dirceu presentó a una conocida suya brasileña llamada Zaida Sisson, esposa del ministro de Agricultura del Perú, a la cual introdujo como la representante encargada de llevar adelante las negociaciones trabadas en aquel país para obtener contratos para la Engevix", señala el documento revelado por el diario Estadão.
 
Tras ese primer encuentro, Dirceu se dedicó a tiempo completo en su empresa JS Asesoría y Zaida Sisson se apuntaló en el área de infraestructura, principalmente en las consultorías dedicadas al mercado peruano.
 
Los federales tienen previsto investigar también a Zaida Sisson por su relación laboral con Galvao Engenharia, otra que pertenece al cártel de empresas beneficiadas con los fondos desviados de la petrolera estatal Petrobras. Según informaciones iniciales, Sisson  asesoró a Galvao en el Perú. 

Respuesta de Sisson

Ante la información revelada por la prensa de su país, Sisson de Castro aceptó que trabajó para la JD Consultoría de José Dirceu desde el 2006 hasta setiembre del 2011, precisamente los años en que el Partido Aprista estuvo en Palacio de Gobierno. 
 
Afirma que la relación con Dirceu y su empresa fue siempre laboral y con el debido cumplimiento y ética.
 
"Tomé contacto con ellos (Dirceu y su compañía) en el año 2006 y empecé mi trabajo en conjunto en el año de 2009. Dado mi conocimiento con el mercado peruano presenté mis servicios para identificar posibilidades para empresas de Brasil en el Perú", expresó en un comunicado enviado a los medios de prensa.  
 
Niega haber recibido por las consultorías "comisión o pago" con algún propósito ilícito. Sí confirma que visitó Palacio de Gobierno en abril de 2013, para "mostrar una solución portátil de tratamiento de agua potable para comunidades rurales" pero que no se concretó ninguna operación.
 
Respecto a su esposo el ex ministro aprista, Sisson dijo estar casada desde el 2008 y que el cargo de su esposo en el sector Agricultura no influyó en ninguna decisión relacionada con sus consultorías. 
 
Sisson no se pronunció sobre el encuentro del 2008 con los ministros del segundo gobierno aprista ni por las transferencias de dinero por más de 200 mil dólares que constan en el expediente de Lava Jato.
 
Dirceu estuvo en el Perú cinco veces, todos durante el del gobierno aprista. En la reunión de noviembre del 2008 el brasileño ya era representante de Engevix Engenharia.
 
En esa reunión que fue mencionada por el delator del caso Lava Jato,  los de Engevix hicieron saber al entonces ministro de Energía y Minas, Juan Valdivia, su interés en obtener el estudio de impacto ambiental de 3 hidroeléctricas. Tras el encuentro, la concesión se concretó cuatro meses después.
 
 En su última visita al Perú en noviembre del 2009  Dirceu señaló al entonces premier Velásquez Quesquén aquella vez que Engevix estaba interesada en conseguir una alianza con Perú en el área de energía hidroeléctrica. 
 
El vicepresidente de Engevix Engenharia, Gerson Alamada, preso por pago de coimas a cambio de obras públicas, reveló que hizo un viaje al Perú con Dirceu porque tenía excelentes relaciones. Es lo que la gente llama un "abrepuertas".
 

Te puede interesar