Caio Farah Rodriguez: “Ninguna empresa colabora para quebrar, lo hace para sobrevivir”

Experto brasileño. El profesor Caio Farah Rodriguez señala que al momento de negociar la reparación se debe valorizar la información entregada por la empresa para conocer los actos ilícitos. El monto se establece en base a la ganancia obtenida o del soborno pagado.

9 Feb 2018 | 6:10 h

César Romero C.
Desde Sao Paulo

La reparación civil de 3.468 millones de soles por los actos de corrupción cometidos por Odebrecht que ha propuesto el procurador ad hoc Jorge Ramírez en solo tres obras ha sido calificada de exagerada.

Desde Brasil, la defensa de la constructora y del ex superintendente de Odebrecht Latinvest Jorge Simoes Barata han advertido que la posición de la Procuraduría pone en peligro la colaboración eficaz y que se conozcan todas las actividades de la empresa en el Perú.

PUEDES VER Fiscalía recibió los términos del compromiso de no incriminación a Jorge Barata

Experiencia de brasil

¿Cómo establecer la reparación civil? ¿Cuál sería el monto aceptable? En el Perú no hay experiencia en reparaciones civiles de grandes empresas. Hay casos penales individuales, la mayoría de los cuales no se cobra ni se puede pagar. Los casos efectivos se refieren a accidentes de tránsito.

La República buscó algunas respuestas en la reciente experiencia de Brasil en el caso Lava Jato. En la ciudad de Sao Paulo, consultamos con el abogado Caio Farah Rodriguez, profesor-fundador de la escuela de derecho de la Fundación Getulio Vargas, una entidad que forma personal calificado para trabajar en la administración pública y privada.

Rodriguez es un referente del Ministerio Público brasileño para el caso Lava Jato. Como abogado representó a Odebrecht en la negociación y firma del Acuerdo Global de Colaboración con Estados Unidos, Brasil y Suiza y en el pacto de leniencia con la fiscalía de Brasil.

“No hay una fórmula matemática para establecer la reparación por un acto de corrupción. Lo que existen son prácticas a nivel mundial. Odebrecht no es el primer caso de corrupción en el mundo. Hay una práctica internacional que tiene parámetros ya establecidos y aceptados”, señala al iniciar la entrevista en el séptimo piso de un edificio de la calle Horacio Lafer.

Ganancia y cooperación

Rodriguez indica que a nivel internacional se toman hasta tres factores para establecer la indemnización. Un primer factor es la ganancia que una persona ha obtenido de una práctica ilícita. Si ese monto no se puede establecer se define una presunción de ganancia a partir del monto del soborno pagado.

El monto del soborno, dice, se multiplica por 1, 1.5 o 2 ¿Por qué no multiplicarlo por 10? preguntamos: “Nada lo prohíbe. En la práctica internacional se busca que el monto se pueda pagar", añade el especialista.

Caio Rodríguez explica que en todo momento se debe tener en cuenta que se trata de casos de gran corrupción que no se descubrirían sino es por la declaración de uno de los involucrados.

Por eso dice, a nivel internacional en la ecuación para definir la reparación civil o indemnización se incluye un tercer parámetro que se llama “crédito de cooperación”.

Esto es, se valoriza si la colaboración aportada es importante, útil, oportuna, si tiene pruebas y cuál fue su utilidad pública. “La ecuación tiene que tener en cuenta la colaboración que está brindando la empresa”, anota Rodriguez.

Agrega que “la declaración de Odebrecht en Brasil fue calificada de “extraordinaria relevancia pública”. Esto indica son los factores que se tuvieron en cuenta para establecer el monto indemnizatorio fijado con Estados Unidos, Suiza y Brasil. Un valor que considera multas, sanciones e indemnizaciones.

Luego también se estableció cuál era la capacidad máxima de pago para que la empresa pudiera sobrevivir. Para ello un experto independiente se sumergió en la contabilidad del Grupo Odebrecht hasta definir que el monto fijado de 2,2 mil millones de dólares, era lo que efectivamente podía pagar en un plazo de 23 años.

Colaborar y No morir

“Es importante que la empresa pueda pagar. Esa es una condición muy importante ya que la empresa vino a colaborar pensando en sobrevivir. No hacer eso es desvalorar la colaboración. Ninguna empresa hace una colaboración para morir, lo hace para sobrevivir. Si el monto del pago es para morir no hace una colaboración. Cualquier propuesta de monto de pago cuyo resultado sea la muerte de la empresa, desvaloriza la colaboración”, enfatiza el abogado.

Agrega que la negociación no es fácil y no es fácil que sea aceptada, pero que en el proceso debe producirse una maduración de los funcionarios a cargo para entender que se busca el bien del país.

"Nada es fácil, es difícil. Es normal que haya conflicto. Si el interés verdadero es el combate a la corrupción, se madura y eso lleva a la sobrevivencia de aquellos que dan la información para la persecución criminal", indica.

En el Perú se piensa que Odebrecht causó un grave daño al Estado y que debe pagar una indemnización por ese daño moral, le comentamos: "Ese argumento desconsidera toda la práctica internacional. En segundo lugar invierte el proceso. Solo si la información entregada por el colaborador fuera falsa hay un daño moral. Si la información es verdadera lo que se produce es un crédito de colaboración".

"Ese el valor de la colaboración. Sino es para hablar de delitos graves no hay colaboración. Si hablar de casos graves tiene como resultado un daño moral es el inverso de la lógica. Para que las personas puedan hablar de cosas que son graves sobre el estado de derecho, de la democracia, hay que generar un crédito de colaboración".

Caio Rodriguez señala que un acuerdo con Odebrecht en el Perú tiene que ver no solo la utilidad de la información para la persecución penal sino también la acreditación ante los bancos, ante los proveedores, trabajadores, una función social de la colaboración.

Pensar a futuro

"Hay un momento en que los servidores públicos deben empezar a pensar a futuro en reformas estructurales del marco jurídico, del marco legal, del marco regulatorio. Ese es el legado de un proceso", como este, de lucha contra la gran corrupción.

"Las empresas se quedan limpias no porque sean ángeles, no son ángeles, son empresas que están bajo condiciones severas de control, integridad, de “compliance”, de conformidad porque han perpetrado delitos graves", y eso debe aprovecharse a favor del Estado.

"Las empresas quedan limpias porque tienen intención de mantener relaciones con los bancos, cumplir los acuerdos y no pagar coimas". Hay que aprovechar eso para que "estas empresas puedan actuar como factores de control en los mercados donde actúan, servir como factores de transformación", concluye.

Ganancias

- Cesar Azabache. El ex procurador César Azabache recordó anoche que Odebrecht ha reconocido que sus ganancias en el Perú provenientes de corrupción fueron de 143 millones de dólares, que si se multiplican por dos sería un pago mínimo de 286 millones de dólares.

- Sobornos. Azabache anotó que, en sobornos y aportes ilícitos, Odebrecht ha reconocido que realizó pagos por 44 millones de dólares.

La Procuraduría sí negociará con Odebrecht, a futuro

- El equipo del procurador ad hoc Jorge Ramírez estableció un monto de reparación civil en base a la legislación penal y civil existente en el Perú para indemnizaciones en casos comunes, donde se toma en cuenta la sanción, la multa por el ilícito cometido, la restitución del bien, el dolo, el daño patrimonial, extrapatrimonial, el daño moral, entre otros valores.

- Con esas consideraciones, la Procuraduría estima que Odebrecht debe pagar 3.460 millones de soles por los actos de corrupción en los casos del Gasoducto, la carretera Chacas-San Luis y la Interoceánica.

- La Procuraduría todavía está evaluando el monto por las obras del Metro de Lima, la vía evitamiento Cusco y la Costa Verde Callao.

- Si Odebrecht tiene posibilidad de pagar o si debe recibir un descuento por la colaboración que está brindando o pueda entregar para combatir la corrupción no entra en las ecuaciones de la fiscalía.

- Según fuentes de la Procuraduría, el procurador ad hoc Jorge Ramírez sí estaría dispuesto a negociar con Odebrecht, pero a futuro.

- Su prioridad, hoy, dicen, es establecer los montos de reparación civil que se deben presentar a los procesos judiciales en trámite, donde sí hay apuro.

 

"La Procuraduría ad hoc debe explicar y precisar bien cómo llega al monto de reparación civil, que ha dado a conocer para tres obras, para que se entiendan los montos y evitar criticas a su trabajo".

Pablo Sánchez (Fiscal de la Nación)

"La Procuraduría ad hoc, a cargo de Jorge Ramírez, no tiene legitimidad para intervenir en el interrogatorio a Jorge Barata que realizarán los fiscales Germán Juárez y José Domingo Pérez. Eso les explicamos a sus abogados".

Rafael Vela (Fiscal superior de lavado de activos)

 

Te puede interesar