Facebook: El día que Alberto Fujimori se proclamó 'último samurái' para postular a senado

A través de Facebook ha vuelto a cobrar relevancia un spot de campaña en el que aparece el exdictador Alberto Fujimori anunciando su candidatura para el senado japonés.

7 Ene 2018 | 11:47 h

A través de Facebook viene circulando el spot de campaña que protagonizó Alberto Fujimori cuando postulaba al senado japonés.

En la grabación, el exdictador anunciaba sus propuestas, además de autoproclamarse como ‘el último samurái’ y asegurar estar dispuesto a dar su vida por el Japón.

PUEDES VER Luis Castañeda a deudos de víctimas de Fujimori: "Debemos saber perdonar" [VIDEO]

“Soy Alberto Fujimori. Prometo al pueblo japonés aplicar toda la experiencia adquirida cuando fui presidente del Perú”, dice en el video, grabado en la lujosa hacienda de Chicureo, en las afueras de Santiago, en donde cumplía con arresto domiciliario.

Con esta grabación, que hoy se ve a través de Facebook y otras redes sociales, el exmandatario daba inicio a su campaña electoral en Tokio, y la clase política peruana calificó esta maniobra como una manera de distraer el proceso judicial que se le seguía en Chile, además de buscar inmiscuir a Japón en ese asunto.

En otro momento, se refirió a la lucha contra el terrorismo en el Perú, autoproclamándose como el principal gestor de la derrota de este flagelo. “Otra de mis preocupaciones es el tema de la seguridad. Tengo mucha experiencia en la lucha contra el terrorismo, al que derroté cuando fui Presidente del Perú”, agrega.

El clip, que ya suma miles de visitas en Facebook, finaliza con Alberto Fujimori evocando a sus progenitores, nacidos en dicha nación asiática. “Por el país de mi padre y de mi madre, el Japón… y la tierra de los samuráis, prometo dar mi mayor esfuerzo y mi propia vida por el Japón”, sentenció.

El apodo de ‘el último samurái’ lo utilizó en sus carteles de campaña y hasta tuvo que pedir permiso a la Warner Bros para hacer uso del título como eslogan electoral. Sin embargo, el triunfo no estuvo esta vez de su lado y fracasó estrepitosamente. Dos meses después, la Corte Suprema de Chile admitió su extradición por siete delitos y fue traído de vuelta al Perú. El resto es historia conocida.

Te puede interesar