“Que se investigue cómo se entregó y administró contrato de III etapa de Chavimochic”

4 Dic 2017 | 7:04 h

Wilson Castro

Trujillo

La Comisión Lava Jato del Congreso anunció hace unos días que en febrero de 2018 se iniciarán los interrogatorios en el marco de las investigaciones sobre la concesión de la III etapa de la irrigación Chavimochic. ¿Qué le parece eso?

Creo que es muy importante todo proceso de transparencia. Que se investigue, que se averigue, digamos cómo sucedió, cómo se entregó el contrato y también cómo se administró este. Eso es muy importante. En la administración del contrato surgen adicionales, cambios, modificaciones, aprobación de diseño nuevo, ejecución de obras diferentes, etc, y ese proceso es muy importante.

Una investigación de este tipo podría traer más de una sorpresa, más aún cuando se descubrió hace más de un año el modus operandi de Odebrecht (una de las empresas que ejecutó la III etapa junto con Graña y Montero) que ha golpeado mucho al país.

Se tienen que establecer las responsabilidades administrativas, civiles, penales del funcionario o funcionarios que pueden estar implicados o no (en un presunto acto de corrupción). A mí no me gusta juzgar ese tema. Pero también por cuerdas separadas necesitamos que la III etapa continúe, pues como obra física traerá muchos beneficios a la región. La Libertad solamente tiene 400 millones de metros cúbicos de agua al año, está por debajo de lo normal. Hay que culminar la presa y continuar hasta Chicama con la construcción del canal madre).

Desde su perspectiva, ¿el contrato fue favorable para La Libertad o cree que pudo haberse considerado mejores condiciones a favor de la región?

Bueno, creo que pudo haberse mejorado derrepente la agilidad del gobierno regional, a través de Chavimochic, en cuanto a tener libre disponibilidad de los terrenos, lo cual tampoco es fácil.

¿Se debió contemplar más tiempo para entregar los terrenos?

Contemplarse la contingencia, es decir si se demoraba tanto tiempo, se le otorga más o menos plazo.

El contrato contemplaba tres meses. ¿Era muy corto?

Sí, era muy corto.

También se cuestionaba que en el contrato el concesionario iba a administrar la I y II etapa.

La concesión contempla la ejecución de la obra y también la operación y mantenimiento.

SOBRE VIABILIDAD

¿Cuál fue su propuesta técnica?

Mire, actualmente los proyectos, las grandes obras del país, se ejecutan a través de iniciativas privadas o de Asociaciones Público Privadas (APP). El Estado necesita recuperar su inversión. El Estado no tiene recursos económicos suficientes para dar a fondo perdido los proyectos, salvo que sean de necesidad púbica.

¿La propuesta técnica fue que la obra se haga vía concesión?

Sí, fue concesión.

¿Las bases del concurso las hizo Proinversión?

Así es.

¿Qué rol cumplió el Gobierno Regional de La Libertad en la firma del contrato?

En una APP, el gobierno regional representa al país. El gobernador firma el contrato representando al Estado peruano.

Entonces, firmaron el contrato el presidente regional (en aquel entonces José Murgia), Proinversión y el concesionario.

Así es.

Bajo ese marco será la administración regional pasada la que tendría que responder ante la Comisión Lava Jato. 

Mire, hay dos cosas. Una es la conformación de la concesión y otra es la administración del contrato.

La región también tenía que aportar un presupuesto para la obra durante los cinco años que esta dure…

A ver, a ver. Lo que se tenía que pagar es después del quinto año ¿no? Sin embargo, hubo un compromiso de los usuarios de la I y II etapa, ubicados en Virú, Moche y Chao y los intervalles, ellos están pagando desde el 2015 y asumo que ese dinero está yendo a un fideicomiso. Espero que sea así, para poder pagar el préstamo que hizo el gobierno nacional a la Corporación Andina de Fomento (CAF) para la presa (Palo Redondo).

Te puede interesar