Edwin Luyo considera que exviceministro aprista Jorge Cuba estuvo empoderado en el MTC

Cuarto Poder dio a conocer la declaración de Luyo ante la Comisión Lava Jato, en la cual consideró como una "incógnita" el por qué Jorge Cuba, viceministro de Transportes en el segundo gobierno aprista, "estaba viendo cosas de Transportes, cuando las funciones en el ministerio son completamente diferentes".

5 Nov 2017 | 22:58 h

El preso exfuncionario del segundo gobierno aprista, Edwin Luyo, manifestó en su declaración ante la Comisión Lava Jato –realizada en junio pasado- que el motivo por el cual el entonces viceministro aprista Jorge Cuba se encargó directamente de la adjudicación de la línea 1 del Metro de Lima se debió a que estaba “empoderado” en el Ministerio de Transportes y Comunicaciones.

El programa Cuarto Poder tuvo acceso a la transcripción de la declaración de Luyo, quien se encuentra afrontando su proceso bajó prisión preventiva. Él fue consultado por el congresista Gino Costa respecto a por qué Cuba –acusado de recibir US$2 millones de la firma brasileña por obra del metro de Lima- se encargaba de un tema que no correspondía a su labor.

PUEDES VER Edwin Luyo y Jorge Cuba se acogerían a colaboración eficaz

"Para mí también era una incógnita. Yo tampoco entendía por qué alguien de Comunicaciones estaba viendo cosas de Transportes, cuando las funciones en el ministerio son completamente diferentes. Comunicaciones es una cosa, Transportes es otra", aseguró Luyo en aquel indagatorio.

Para Luyo, la confianza que tenía Cuba con el entonces ministro Enrique Cornejo fue clave, considerando que ni el entonces viceministro de Transportes veía directamente los asuntos sobre la Línea 1 del Metro de Lima.

Tras ello, el legislador Jorge Castro, miembro del grupo parlamentario, le preguntó si había alguna relación entre Cuba y el entonces presidente Alan García.

No estoy seguro, no me consta; a pesar de que podría decirse que sí, por las cosas que él decía, pero no me consta”, dijo Luyo.

Finalmente, Luyo –que está preso luego de que ejecutivos de Odebrecht reconocieran que le pagaron al menos 500 mil dólares para favorecerlos con la licitación de la obra- sostuvo en aquel momento que existía un “afán político” para la Línea 1 se ejecute en un plazo de 18 meses, "en que coincidía con Alan como presidente".

Te puede interesar